MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 21:50 UTC

 

 

Referendo en Bolivia: oficialismo habla de 'empate técnico', la oposición celebra

Lunes, 22 de febrero de 2016 - 08:21 UTC
La oposición celebró el triunfo del NO, según sondeos a salida de urna, en el referendo sobre reforma para permitir que Morales vuelva a postularse en 2019 La oposición celebró el triunfo del NO, según sondeos a salida de urna, en el referendo sobre reforma para permitir que Morales vuelva a postularse en 2019
El vicepresidente, Álvaro García Linera, sostuvo que los resultados preliminares muestran que el país está “ante un clarísimo empate técnico electoral” El vicepresidente, Álvaro García Linera, sostuvo que los resultados preliminares muestran que el país está “ante un clarísimo empate técnico electoral”
El líder opositor Doria Medina, felicitó “al indómito pueblo boliviano” y aseguró “se ha sepultado el proyecto de convertir a Bolivia en país en un solo partido” El líder opositor Doria Medina, felicitó “al indómito pueblo boliviano” y aseguró “se ha sepultado el proyecto de convertir a Bolivia en país en un solo partido”

El gobierno y oposición de Bolivia discrepan sobre el resultado del referendo para una nueva reelección de Evo Morales como presidente: para el gobierno hubo un “empate técnico” y la oposición da por hecho el triunfo del NO. A falta de resultados oficiales, los primeros sondeos difundidos por los medios bolivianos otorgan al No entre un 51 y un 52,3% y al Sí entre un 47,7 y un 49%.

 La oposición boliviana celebró este domingo el triunfo del NO, vaticinado por los sondeos a salida de urna, en el referendo que consultó a la ciudadanía sobre una reforma constitucional para permitir que el presidente Evo Morales vuelva a postular en las elecciones de 2019.

El vicepresidente, Álvaro García Linera, sostuvo que los resultados preliminares de las firmas Ipsos y Mori muestran que el país está “ante un clarísimo empate técnico electoral” que constata que “la mitad del pueblo boliviano ha optado por que se modifique la Constitución”.

A falta de resultados oficiales, los primeros sondeos realizados por las citadas empresas y difundidos por los medios bolivianos otorgan al NO entre un 51 y un 52,3% y al SI entre un 47,7 y un 49%, lo que fue celebrado por las fuerzas de oposición.

García Linera tildó de “forzado” y “prematuro” el festejo por el triunfo del rechazo a la reforma constitucional para permitir la nueva postulación de Morales en las elecciones de 2019, a las que él también concurriría como candidato a vicepresidente.

Añadió que “lo mejor y lo más sano” es esperar a los resultados oficiales, en los que auguró que las cifras se modificarán “de una manera drástica”.

Justificó su afirmación al asegurar que las encuestadoras “se acercan a la verdad”, pero “fallan con dos o tres puntos” porque no tienen en cuenta en sus sondeos el voto en el exterior, ni el de los barrios y comunidades alejadas, donde el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) “siempre tiene mayor puntuación”.

“Es prematura esta celebración forzada de funcionarios públicos de algunas gobernaciones y municipios, que han salido a algunas plazas y es altamente probable que su celebración forzada de aquí a algunas horas o unos días se convierta en un llanto generalizado”, insistió.

El líder de la opositora Unidad Nacional, el empresario Samuel Doria Medina, felicitó “al indómito pueblo boliviano” y aseguró que “se ha sepultado el proyecto de convertir a nuestro país en un proyecto de un solo partido, en convertir a nuestro Estado en autoritario”.

El político, tres veces candidato a la Presidencia, comparó esta jornada con el 10 de octubre de 1982, cuando juró como presidente el político de izquierda Hernán Siles Suazo, tras varios años de dictaduras y golpes militares, inaugurando este período democrático.

“Hemos recuperado la democracia, hemos recuperado el derecho a elegir”, sostuvo. Doria Medina pidió a Morales que “reconozca el resultado” y se dedique a trabajar por el país en vez de hacer campaña electoral, mientras que a los demás opositores les dijo que “no es el momento de candidatos ni de división”. “Nadie puede atribuirse esta victoria en particular, esta es la victoria de todas y todos los bolivianos”, sostuvo.

Más de 6,5 millones de bolivianos estaban llamados a votar en el referendo, en el que se consultó sobre una reforma constitucional para ampliar de dos a tres los mandatos presidenciales consecutivos permitidos, lo que posibilitaría que Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera pudieran volver a ser candidatos en 2019.

Para el ex-presidente Jorge Quiroga (2001-2002), quienes votaron por NO dijeron “no a cambiar las reglas para beneficiar a dos personas que quieren seguir en la gestión pública”.

“Estamos diciendo NO para no ingresar en Suramérica al vergonzoso club venezolano donde se cambian las reglas para que desfalquen y quiebren un país como lo han hecho allá. Queremos que nuestro país pertenezca al club de las democracias suramericanas”, dijo Quiroga.

“Ojalá que el presidente entienda que en poco más de un año, sea cual sea el resultado final, claramente ha perdido entre 12 a 14 o posiblemente más puntos de apoyo. Debería entender perfectamente lo que está pasando”, añadió, en alusión a la merma de apoyo que se registró este domingo frente al 63 % cosechado en los comicios del 2014.

Categorías: Política, América Latina.