MercoPress, in English

Domingo, 23 de enero de 2022 - 15:59 UTC

 

 

Argentina: más biocombustible a nafta y diesel por cierre del mercado europeo

Martes, 3 de diciembre de 2013 - 12:37 UTC
“Somos los primeros exportadores mundiales”, destacó el ministro de Economía Axel Kicillof “Somos los primeros exportadores mundiales”, destacó el ministro de Economía Axel Kicillof

Argentina anunció este lunes el aumento del corte de las naftas y el gasoil con biocombustibles del 8 al 10% en forma escalonada a partir de enero 2014 para contrarrestar las trabas arancelarias impuestas por la Unión Europea al bio-diésel.

 El aumento del porcentaje será en forma escalonada: 9% a partir del primero de enero y 10% desde el 1 de febrero próximos para evitar el impacto en el precio de los combustibles. Asimismo, se elevó a 10% el corte del gasoil que consumen las centrales termoeléctricas instaladas en la República Argentina.

“Somos lo primeros exportadores mundiales”, destacó el ministro de Economía Axel Kicillof al destacar la política de promoción que generó la instalación de 35 plantas de producción de biocombustibles.

“Estas medidas sustituyen importaciones de gasoil, pero dejamos de exportar aceite. Por eso hay que mirar ambos indicadores”, afirmó Kicillof quien señaló que trabaja junto con la Cancillería para que “no se nos aplique un tratamiento injusto” por parte de la Unión Europea en el comercio de biocombustibles.

Kicillof estimó que estas medidas significarán un ahorro de unos 50 millones de dólares para la Argentina (según precios actuales).

El ministro también descartó una quita generalizada de subsidios a servicios básicos y afirmó que la Argentina no volverá a tener “precios dolarizados” de la energía “como había en mayo del 2003”.

”La política (de subsidios) no va a cambiar, durante estos años ha habido oportunidades de quita y reducciones, con tipificaciones para no afectar a todo el mundo“, señaló el ministro de Planificación, Julio De Vido en conferencia de prensa junto a su par de Economía, Kicillof.

Agregó De Vido que ”la política de quitar, reducir o eliminar se va a hacer como se hizo en los últimos años. Lo que no va a haber es precios dolarizados de la energía como había en mayo de 2003“.

Así el funcionario despejó las dudas que surgieron después de rumores sobre una eventual reducción en los subsidios a la energía y al transporte público en el arranque de 2014, lo que dispararía las tarifas con fuerza.

”Sacando a Venezuela y Bolivia, Argentina es el país que tiene los combustibles y todos los tipos de energía más baratos de la región“, dijo De Vido y señaló que ”el modelo ha mantenido valores populares de los costos de la energía en general”.