MercoPress, in English

Martes, 16 de julio de 2024 - 11:31 UTC

 

 

Junio de 2024 fue el más caluroso jamás registrado

Martes, 9 de julio de 2024 - 07:56 UTC
Cada fracción de grado importa, advierten los científicos como Saulo Cada fracción de grado importa, advierten los científicos como Saulo

El pasado mes de junio fue el más caluroso jamás registrado en el hemisferio norte, según un estudio del Servicio de Cambio Climático Copérnico de la Unión Europea publicado este lunes. También fue el decimotercer mes consecutivo en el que se batió un récord de temperatura.

“Estas últimas cifras del Servicio de Cambio Climático Copernicus, por desgracia, ponen de relieve que superaremos temporalmente el nivel de 1,5 grados centígrados con una frecuencia cada vez mayor”, declaró la Secretaria General de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Celeste Saulo, en relación con el umbral que marca el aumento de la temperatura por encima de los niveles preindustriales a partir de 1850.

“Sin embargo, es importante subrayar que los incumplimientos temporales no significan que se haya perdido definitivamente el objetivo de 1,5 grados centígrados, ya que éste se refiere al calentamiento a largo plazo durante al menos dos décadas”, señaló asimismo la científica argentina al frente de la agencia meteorológica de Naciones Unidas (ONU).

Los esfuerzos para limitar la temperatura media global de la superficie a largo plazo a 1,5 grados centígrados para finales de este siglo fueron fijados oficialmente en el Acuerdo de París de 2016.

La comunidad científica ha advertido de que el calentamiento más allá de ese punto puede provocar impactos cada vez más graves del cambio climático, además de otros fenómenos meteorológicos. Por tanto, cada fracción de grado importa. En concreto, cada aumento de 0,1 grados centígrados provoca “aumentos claramente perceptibles en la intensidad y frecuencia de temperaturas y precipitaciones extremas, así como sequías agrícolas y ecológicas en algunas regiones”, según la OMM, que también ha advertido que, incluso con los niveles actuales de calentamiento, el mundo se enfrenta a impactos climáticos devastadores. Las olas de calor extremas, las precipitaciones, las sequías, la reducción de los glaciares y la aceleración de la subida del nivel del mar ya están asolando el planeta.

El calor extremo también causa la mayor tasa de mortalidad de todos los fenómenos meteorológicos extremos, con unas 489.000 muertes anuales relacionadas con el calor entre 2000 y 2019, según un informe de la OMM de 2023.

La temperatura récord de la superficie del mar es también el valor más alto registrado en el mes de junio. Estas temperaturas récord son “muy preocupantes para los ecosistemas marinos vitales y también proporcionan energía para sobrealimentar los ciclones tropicales, como vimos con el huracán Beryl”, insistió Saulo.

El hielo marino en los polos también se está viendo afectado, con el Ártico un 3% por debajo de la media, mientras que el Antártico estaba un 12% por debajo de la media para ese mes del año, según los datos de los satélites.

En todo el mundo, las temperaturas europeas subieron más por encima de la media en las regiones del sudeste y Türkiye. Mientras tanto, fuera de Europa, las temperaturas más superiores a la media se dieron en el este de Canadá, el oeste de Estados Unidos y México, Brasil, el norte de Siberia, Oriente Medio, el norte de África y el oeste de la Antártida.

Aunque las temperaturas fueron inferiores a la media en el Pacífico ecuatorial oriental, lo que indica el desarrollo de La Niña, las temperaturas del aire sobre el océano se mantuvieron en un nivel inusualmente alto en muchas regiones.

“Carlo Buontempo, Director del Servicio de Cambio Climático de Copernicus, declaró: ”Aunque esta racha concreta de extremos termine en algún momento, es inevitable que se batan nuevos récords a medida que el clima siga calentándose. “Esto es inevitable a menos que dejemos de añadir gases de efecto invernadero a la atmósfera y a los océanos”, añadió.

 

Categorías: Medio ambiente, Internacional.