MercoPress, in English

Viernes, 21 de junio de 2024 - 23:05 UTC

 

 

Biden dice que procesar a Netanyahu es “indignante”

Martes, 21 de mayo de 2024 - 10:55 UTC
No hay equivalencia entre Israel y Hamás, subrayó Biden No hay equivalencia entre Israel y Hamás, subrayó Biden

El presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, criticó este lunes la decisión del fiscal jefe de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, de solicitar órdenes de detención contra dirigentes israelíes y de Hamás por igual, alegando que comparar a unos con otros es “indignante”. En opinión de Biden, la medida sugiere que Israel y Hamás comparten la misma culpa por la guerra en Gaza.

“La solicitud del fiscal de la CPI de órdenes de detención contra dirigentes israelíes es escandalosa”, afirmó Biden en un comunicado. “Permítanme ser claro: independientemente de lo que este fiscal pueda insinuar, no hay equivalencia -ninguna- entre Israel y Hamás. Siempre estaremos junto a Israel contra las amenazas a su seguridad”.

“Cualquier intento de establecer paralelismos entre estos terroristas atroces y un gobierno de Israel elegido democráticamente -que trabaja para cumplir con su deber de defender y proteger a sus ciudadanos en total adhesión a los principios del derecho internacional- es indignante y no puede ser aceptado por nadie”, coincidió el presidente de Israel, Isaac Herzog. “Tomada de mala fe, esta medida unilateral representa un paso político unilateral que envalentona a los terroristas de todo el mundo y viola todas las normas básicas de la Corte según el principio de complementariedad y otras normas jurídicas, dijo Herzog sobre la iniciativa de la CPI de encarcelar al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y al ministro de Defensa, Yoav Gallant.

En una declaración separada, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, afirmó que el hecho de que la CPI responsabilice a Israel tanto como a Hamás es ”vergonzoso“ porque ”Hamás es una organización terrorista brutal que llevó a cabo la peor masacre de judíos desde el Holocausto y sigue manteniendo como rehenes a decenas de inocentes, entre ellos estadounidenses“. Blinken también advirtió que esta decisión ”podría poner en peligro los esfuerzos en curso para alcanzar un acuerdo de alto el fuego que permita sacar a los rehenes y aumentar la ayuda humanitaria, que son los objetivos que Estados Unidos sigue persiguiendo sin descanso“.

Según Axios, Netanyahu ha instado al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a ”intervenir“ para impedir que la CPI apruebe la solicitud de orden de detención de Khan.

El grupo islamista Hamás, organización militante designada terrorista en Estados Unidos, Reino Unido y otros países, afirmó que al solicitar órdenes de detención contra tres de sus dirigentes, Khan estaba equiparando ”a la víctima con el verdugo“ e insistió en que tenía derecho a oponer resistencia armada a la ocupación israelí.

Israel no es miembro de la CPI, y aunque se dicten las órdenes de detención, Netanyahu y Gallant no corren ningún riesgo inminente. Sin embargo, podrían tener dificultades para viajar al extranjero porque cualquier país signatario del Estatuto de Roma tendría que ejecutar esas órdenes en caso de ser firmadas, lo que para ambos es ahora una amenaza latente.

También en Washington, el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, republicano de Luisiana, calificó la medida de la CPI de ”vergonzosa“ e ”ilegal“, e insistió en que, si no se cuestiona, ”la CPI podría crear y asumir un poder sin precedentes para emitir órdenes de detención contra líderes políticos, diplomáticos y militares estadounidenses”.

En el extremo opuesto del espectro político estadounidense, el Council of American-Islamic Relations (CAIR) señaló en un comunicado que “al igual que el presidente Biden reconoció que la orden de detención de la Corte Penal Internacional contra [el presidente ruso] Vladimir Putin por crímenes de guerra en Ucrania estaba 'justificada', el presidente debería hacer lo mismo ahora en relación con las solicitudes de orden de detención solicitadas por el fiscal de la CPI contra Benjamin Netanyahu por crímenes de guerra en Gaza”. El mayor grupo musulmán de derechos civiles del país también afirmó que Biden no debería interferir en el esfuerzo de la CPI por procesar a los dirigentes israelíes.