MercoPress, in English

Viernes, 24 de mayo de 2024 - 15:38 UTC

 

 

Masivas manifestaciones en toda Argentina en defensa de la educación pública en medio de recortes presupuestarios

Miércoles, 24 de abril de 2024 - 10:56 UTC
En Buenos Aires, epicentro de la movilización, los manifestantes se congregaron frente al Congreso argentino antes de marchar hacia la Casa Rosada. Foto: EFE En Buenos Aires, epicentro de la movilización, los manifestantes se congregaron frente al Congreso argentino antes de marchar hacia la Casa Rosada. Foto: EFE

Cientos de miles de estudiantes, profesores y trabajadores inundaron las calles de Argentina en una histórica muestra de unidad contra los recortes presupuestarios propuestos para la educación pública. Las manifestaciones, que tuvieron lugar en más de veinte ciudades de todo el país, marcaron una de las mayores protestas de los últimos 20 años de democracia argentina.

En Buenos Aires, epicentro de la movilización, los manifestantes se congregaron frente al Congreso argentino antes de marchar hacia la Casa Rosada, sede del gobierno. Entre cánticos y consignas, expresaron su firme oposición a la reducción presupuestaria del 70% propuesta por el Presidente Javier Milei, que amenaza la estabilidad y la accesibilidad de la enseñanza superior en el país.

Las escenas fueron emblemáticas de la solidaridad y determinación de los argentinos para defender su sistema universitario público, que muchos consideran una vía fundamental para la movilidad social y el desarrollo nacional.

“Es una marcha a la que se asiste de manera triste y angustiada, no vamos contentos”, dijo el rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Ricardo Gelpi, horas antes del inicio de la marcha. Gelpi defendió la pluralidad ideológica de una universidad gratuita a la que asisten más de 300.000 alumnos y que lidera los rankings de América Latina en varias disciplinas. “Lo del adoctrinamiento, con todo respeto, me suena un poco ridículo”, respondió Gelpi a Milei en Radio Rivadavia.

“Estamos acá para defender nuestro derecho a la educación”, dijo Julián Araoz, un estudiante tucumano citado por EFE, al destacar la importancia de preservar y revitalizar el sector universitario público. “Antes se podía estudiar. Nuestra universidad funcionaba, tenía un presupuesto acorde y los profesores cobraban sus sueldos. Pero ahora, se hace difícil”.

Description of the image
Entre cánticos y consignas, expresaron su firme oposición a la reducción presupuestaria del 70% propuesta por Milei,
que amenaza la estabilidad y accesibilidad de la enseñanza superior en el país. Foto: EFE

Los recortes presupuestarios propuestos ya han empezado a manifestarse de forma tangible, con algunas facultades experimentando un deterioro de sus condiciones y escasez de recursos. Felicitas, una estudiante de La Matanza, expresó su preocupación por el impacto en su educación: “La falta de mantenimiento hace que no podamos tener clases porque se inunda cuando llueve. A esto se suma la escasez de docentes, ya que no hay dinero para pagarles”.

El Gobierno percibió esta marcha bajo una mirada paternalista y condescendiente, donde estarían “utilizando” a los estudiantes por “intereses políticos”. Además, consideraron que la discusión por las partidas presupuestarias “está saldada” y trasladada“, a pesar de que el vicerrector de la UBA, Emiliano Yacobitti, negó en varias oportunidades que hayan llegado a un acuerdo.

La respuesta del gobierno a las manifestaciones ha sido recibida con escepticismo y críticas. Las acusaciones del Presidente Milei de ”adoctrinamiento“ y ”lavado de cerebro” por parte de los educadores han sido desestimadas por muchos como intentos de deslegitimar las protestas. Sin embargo, estudiantes y profesores siguen firmes en sus reivindicaciones de una financiación adecuada y apoyo a la educación pública.

Las movilizaciones han recibido un amplio apoyo de diversos sectores de la sociedad, incluidos destacados activistas de derechos humanos y figuras políticas. El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y Taty Almeida, de la Línea Fundadora de Madres de Plaza de Mayo, fueron algunos de los que se unieron a la marcha, subrayando la importancia de la educación para fomentar la justicia social y la igualdad.

A pesar de que el gobierno afirma haber llegado a acuerdos con las instituciones de enseñanza superior, los rectores han subrayado que siguen sin resolverse las cuestiones de fondo, en particular las relativas a los salarios de los profesores. La urgencia de abordar estas cuestiones se ha visto agravada por la amenaza inminente de nuevos cierres e interrupciones del curso académico.

Categorías: Política, Argentina.