MercoPress, in English

Viernes, 24 de mayo de 2024 - 15:31 UTC

 

 

Argentina refuerza la seguridad en la frontera con Bolivia

Martes, 16 de abril de 2024 - 10:50 UTC
Tropas de élite iraníes estarían en Bolivia y tendrían pasaportes de ese país como resultado de un acuerdo en materia de defensa Tropas de élite iraníes estarían en Bolivia y tendrían pasaportes de ese país como resultado de un acuerdo en materia de defensa

Tras anunciar su inquebrantable alianza con Israel en la actual crisis de Oriente Medio, el Gobierno argentino del presidente Javier Milei elevó la alerta de seguridad en la frontera norte ante el alineamiento militar de Bolivia con Irán, pero la bajó de “naranja” a “amarilla” en el resto del país, se informó este lunes en Buenos Aires.

El Gobierno decidió este lunes bajar el nivel de alerta a “moderado” en el país debido a la ofensiva de Irán contra Israel en Oriente Medio, pero se mantienen controles reforzados en puntos clave, como en la frontera con Bolivia “porque ha habido un memorando firmado por Bolivia e Irán”, por el que fuerzas de elite iraníes están estacionadas en el país sudamericano, dijo Bullrich en una entrevista televisiva. La estrategia de Argentina está en línea con la adoptada por Estados Unidos, explicó también.

Las autoridades fronterizas argentinas están especialmente alerta en caso de que alguien que no hable español intente entrar en el país con un pasaporte boliviano, tras rumores de que muchos de esos documentos podrían haber sido entregados como parte del acuerdo entre La Paz y Teherán. Según medios locales, la administración de Milei es sensible al vínculo entre el Estado boliviano e Irán al menos desde febrero de este año, tras el acuerdo de cooperación en 2023 entre el ministro boliviano de Defensa, Edmundo Novillo, y su homólogo iraní.

Argentina también es muy sensible a los conflictos de Oriente Medio después de que se determinara que Irán estuvo detrás de los atentados contra la Embajada de Israel en Buenos Aires en 1992 y contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994. Ambos ataques combinados dejaron más de 100 muertos y cientos de heridos.

A pesar de la alerta máxima, Buenos Aires ordenó la reapertura de sus embajadas en Israel, Irán, Líbano y Siria, tras la decisión de cerrarlas el sábado por la noche debido al alto riesgo.

En cuanto a la postura de Argentina ante el nuevo conflicto internacional, el portavoz presidencial, Manuel Adoorni, dijo que el posicionamiento de Milei en nada modifica el frente interno. “No consideramos que ponernos al frente de un problema que tiene el mundo nos convierta en blanco o cambie la situación de un país que ya tuvo atentados. El terrorismo siempre busca, pase lo que pase, pero siempre busca perjudicar al más débil, a todo el planteamiento.”

Después de que Irán atacara Israel, Milei interrumpió su viaje al exterior y regresó a Buenos Aires para presidir una reunión de gabinete de emergencia.

Según se informó, el embajador israelí Eyal Sela habría participado en el encuentro, pero Milei dijo este lunes que el diplomático sólo informó a los asistentes de los acontecimientos en curso, tras lo cual se retiró y sólo entonces comenzó la reunión del gabinete.

Milei formuló estos comentarios tras objeciones por la presencia de un funcionario extranjero en una reunión de interés nacional. El mandatario también argumentó que el periodista Jorge Lanata había recibido “un sobre” debajo de la mesa para hacer esas insinuaciones y que, por lo tanto, sería demandado por ello. “Críticas sí. Mentiras no”, enfatizó Milei.

“Jorgito, no mientas. En la reunión, el embajador contó la visión oficial de Israel y después se fue,” enfatizó el Presidente.