MercoPress, in English

Domingo, 3 de marzo de 2024 - 11:59 UTC

 

 

Netanyahu elogia a Milei pero Israel eleva advertencia por viajes a Argentina y Brasil

Martes, 5 de diciembre de 2023 - 10:08 UTC
Netanyahu dijo a Milei que era un verdadero amigo del pueblo judío Netanyahu dijo a Milei que era un verdadero amigo del pueblo judío

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, llamó este lunes al presidente electo de Argentina para invitarle a Jerusalén a la apertura de la embajada del país sudamericano en esa ciudad tras trasladarla desde Tel Aviv, se informó en Buenos Aires.

Según el plan de Milei, Argentina se uniría a un pequeño grupo de países encabezados por Estados Unidos que ya tienen su principal sede diplomática en Jerusalén.

Pero mientras Netanyahu calificó a Milei de “amigo del pueblo judío” por su apoyo en la lucha contra Hamás, el gobierno israelí elevó su recomendación de seguridad para viajar a Argentina y a otros 79 países, entre ellos Brasil.

Otras naciones afectadas por la medida del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) de Israel son Australia y Rusia, así como la mayor parte de África y Asia Central. Argentina ya ha sufrido dos atentados terroristas contra instituciones judías en 1992 y 1994.

“El primer ministro Benjamin Netanyahu habló con el presidente electo argentino Javier Milei, lo felicitó por su victoria electoral y le agradeció su apoyo al Estado de Israel en su guerra contra la organización terrorista Hamás”, publicó la Oficina de Netanyahu en X.

“El Primer Ministro dijo al Presidente electo que es un verdadero amigo del pueblo judío. El primer ministro Netanyahu también agradeció al presidente electo Milei por su intención de trasladar la embajada argentina a Jerusalén y lo invitó a visitar Israel”, continuó.

También el lunes, el gobierno israelí confirmó la muerte de 15 de los 137 rehenes que aún mantiene cautivos el grupo islamista Hamás en la Franja de Gaza y publicó los nombres de las víctimas. Hasta ahora, 122 rehenes siguen vivos en Gaza de los más de 240 secuestrados por Hamás durante su incursión del 7 de octubre en territorio israelí.

En este escenario, la alerta de viaje israelí explica que “Irán y sus milicias pretenden dañar objetivos israelíes y judíos en todo el mundo”.

”El nivel de amenaza para muchos países de Europa Occidental (Reino Unido, Francia y Alemania, por ejemplo), Sudamérica (incluidos Brasil y Argentina), así como Australia y Rusia, se ha elevado al nivel 2, con la recomendación de extremar las precauciones“, señaló el CNS de Israel.

Además, la alerta se elevó al nivel 3 para países como Sudáfrica, Eritrea, Uzbekistán, Kazajstán, Kirguistán y Turkmenistán, con la recomendación de reconsiderar los viajes no esenciales a esos destinos.

”Desde el comienzo de la guerra, hemos detectado un aumento de los esfuerzos de Irán y sus apoderados, incluidas las facciones de Hamás y la Yihad Global, para dañar objetivos israelíes y judíos en todo el mundo. Al mismo tiempo, hay un aumento constante y significativo de la incitación, los intentos de atentado y las manifestaciones de antisemitismo en muchos países”, explicó también el CNS.

El atentado contra la Embajada de Israel en Buenos Aires en 1992 dejó 29 muertos y 200 heridos. Por su parte, la bomba en la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en 1994, causó 85 muertos y más de 300 heridos. En julio del año pasado, Israel ratificó que Irán organizó y financió al grupo terrorista Hezbollah para ejecutar ambos ataques terroristas en Buenos Aires. De ahí que se recomiende a los ciudadanos israelíes que realicen únicamente viajes imprescindibles en estos momentos.

“A los ciudadanos israelíes que viajen al extranjero, les recomendamos que elijan sus destinos con prudencia, ejerciendo las medidas de precaución recomendadas dondequiera que se encuentren, y que examinen su conducta a la luz de las recomendaciones detalladas en el sitio web del NSC”, reza también el comunicado.

La agencia también recomienda comprobar si hay protestas y violencia antiisraelíes en el lugar de destino, incluso en países para los que no se hayan emitido advertencias de viaje, y mantenerse alejados de manifestaciones y protestas. Además, se aconseja a los viajeros que eviten mostrar abiertamente la identidad israelí y judía y cualquier símbolo relevante y que se mantengan alejados de las reuniones israelíes y judías.