MercoPress, in English

Martes, 7 de febrero de 2023 - 01:34 UTC

 

 

CFK mantiene reunión privada con presidenta de Honduras

Martes, 24 de enero de 2023 - 09:10 UTC
CFK subrayó que, 13 años después del golpe de Estado contra su marido Manuel Zelaya, Castro había logrado ser presidenta CFK subrayó que, 13 años después del golpe de Estado contra su marido Manuel Zelaya, Castro había logrado ser presidenta

La vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (CFK) se reunió este lunes con la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, en el despacho de la primera en el Congreso. La mandataria centroamericana se encuentra en Buenos Aires para asistir el martes a la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En un vídeo difundido antes de la llegada de Castro, CFK subrayó que la resiliencia y la perseverancia “no tienen tiempo de cumplirse y lo importante es siempre tener la voluntad de llevarlas a cabo”. CFK también se retrató junto a una versión correcta de la bandera hondureña, que -explicó- había sido cambiada “tras el golpe de Estado que derrocó a Manuel Zelaya, esposo de Xiomara Castro, en 2009”.

“El primer acto de gobierno de Xiomara fue restituir la bandera original”, subrayó la ex mandataria argentina al tiempo que recordó la “fuerte reacción de las democracias latinoamericanas contra ese golpe de Estado”.

”Viajamos a Nueva York con (el entonces presidente ecuatoriano) Rafael Correa, y luego a El Salvador y allí nos reunimos con Zelaya. Fue el apoyo decidido a esa democracia que había sido derrocada“, señaló.

”Trece años después, Xiomara llegó finalmente a la Presidencia de Honduras, lo que demuestra que la perseverancia, la resiliencia y las convicciones no tienen tiempo para cumplirse“, agregó

CFK. ”Lo importante es tener siempre la voluntad de llevarlas a cabo“. A continuación, el vídeo muestra la llegada de Castro al edificio del Congreso.

Castro y CFK intercambiaron regalos. CFK le obsequió un ejemplar firmado de su libro ”Sinceramente”, de 2019, y, a cambio, la jefa de Estado visitante le regaló a Fernández de Kirchner un pañuelo de seda con dibujos típicos de su país.

CFK ya le había advertido a Castro en Tegucigalpa un año atrás que se le iba a hacer el doble de difícil ser presidenta por ser mujer.