MercoPress, in English

Sábado, 26 de noviembre de 2022 - 22:53 UTC

 

 

Se filtró a la prensa hospitalización de emergencia de AMLO en enero

Sábado, 1 de octubre de 2022 - 10:36 UTC
El mismo grupo “hacktivista” ha prometido dar a conocer datos sobre cómo fue liberado el hijo de El Chapo por orden de AMLO El mismo grupo “hacktivista” ha prometido dar a conocer datos sobre cómo fue liberado el hijo de El Chapo por orden de AMLO

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue hospitalizado en enero debido a una grave crisis de salud que se había mantenido en secreto, pero que se hizo pública este viernes después de que documentos confidenciales fueran accedidos por hackers que los filtraron a la prensa.

El 2 de enero, una ambulancia aérea del Ejército tuvo que acudir a Palenque, Chiapas, donde se encuentra el rancho del presidente López Obrador, para trasladarlo al Hospital Central Militar de Ciudad de México. El jefe de Estado admitió finalmente que había sufrido una grave crisis de salud debido a sus problemas cardíacos y que tuvo que ser trasladado a un hospital en ambulancia aérea después de que los correos electrónicos de la Secretaría de Defensa fueran filtrados a los periodistas por el llamado Grupo Guacamaya.

López Obrador restó importancia a las filtraciones: “Casi no pude dormir porque me preocupé pensando que esta es la gran historia ya que no hay nada en ella”. Agregó que le preocuparía si su gobierno estuviera ocultando cosas o si estuviera involucrado en negocios, promoviendo la corrupción o violando los derechos humanos.

AMLO había anunciado el 10 de enero a través de su cuenta de Twitter que había dado positivo en la prueba de Covid-19, pero no mencionó que entre el 4 y el 20 de enero había tenido al menos diez consultas médicas. El 21 de enero fue ingresado en el hospital militar central para un cateterismo, donde pasó la noche y fue dado de alta al día siguiente.

El presidente minimizó el asunto tras conocerse que los hackers obtuvieron una buena cantidad de información militar sobre diversos temas, entre ellos la desaparición de 43 estudiantes el 26 de septiembre de 2014.

El jefe de Estado también admitió que la fuga de seguridad era cierta. “Es cierto, hubo un ataque cibernético, así llaman al robo de información a través de estos mecanismos modernos, extraen archivos. Bueno, es gente muy especializada, no es cualquiera, no sé si hay especialistas en este campo de la cibernética en México”, dijo la mañana del viernes durante su conferencia diaria.

“Tengo entendido que este mismo grupo ya ha hecho lo mismo en otros países, creo que en Colombia, en Chile, por eso creo que es algo que se maneja desde el extranjero, que no es de México”, agregó.

López Obrador también admitió que toma un “cóctel” de medicamentos todas las noches para varias enfermedades, pero insistió en que aparte de eso “estoy muy bien.” También explicó que “lo más delicado es la hipertensión” para lo que hace “lo que llaman cardio, ejercicio, y también me cuido los riñones”.

Según datos filtrados, a AMLO se le ha diagnosticado gota para la que ha rechazado la medicación y sólo ha accedido a fisioterapia. Posteriormente se le detectó hipotiroidismo, para lo cual se le recetó levotiroxina.

Latinus, el portal que recibió el archivo confidencial del grupo “hacktivista” Guacamaya, dijo que los archivos contenían 6 terabytes de información con datos de los Ejércitos de Chile, El Salvador, Perú y Colombia.

El grupo también ha prometido revelar una operación en la que el Ejército mexicano detuvo el 17 de octubre de 2019 y luego liberó a Ovidio Guzmán, hijo del famoso narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, jefe del Cártel de Sinaloa, que cumple 10 cadenas perpetuas en Estados Unidos. Ovidio, de 32 años, fue puesto en libertad por orden de López Obrador, según un correo electrónico filtrado desde Guacayama, después de que ordenara a sus secuaces desatar el caos y amenazara con atacar a familias de soldados en un complejo de apartamentos en Culiacán, capital del norteño estado de Sinaloa.

El grupo de hackers, que al parecer surgió en Centroamérica, se declara en guerra contra “el imperialismo estadounidense y las empresas mineras”.

La semana pasada, el Ministerio de Defensa chileno anunció que había sufrido interferencias en sus sistemas por parte de los mismos hackers, lo que provocó la dimisión del Jefe del Estado Mayor Conjunto.

Al afirmar que “todo está dicho”, el presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó el hackeo realizado por el grupo “Guacamayas”, que extrajo información confidencial del gobierno federal, y aseguró que no le preocupa que se divulgue información sensible de seguridad nacional.

Categorías: Política, América Latina.