MercoPress, in English

Lunes, 26 de setiembre de 2022 - 12:11 UTC

 

 

Alcalde boliviano obligado a lucir falda como humillación por desatender reclamos

Martes, 20 de setiembre de 2022 - 10:25 UTC
La falda como castigo no es más que una forma de denigración de la mujer, dijo Alanoca La falda como castigo no es más que una forma de denigración de la mujer, dijo Alanoca

Los habitantes de una localidad boliviana cercana a La Paz hicieron que el alcalde se pusiera una falda en represalia por su supuesta desatención a las diversas demandas planteadas por la población, que solicitaba más servicios de transporte y más agua potable.

Napoleón Yahuasi, alcalde de Viacha, a 31 kilómetros de La Paz, fue agredido este lunes y obligado a participar en una manifestación por no resolver un problema de tarifas de transporte en medio de la presión de los sindicatos.

“Viacha tiene dos sindicatos de transporte, cuando estaban construyendo la doble vía pasaron por otras rutas y pidieron un incremento de precios porque la vía estaba mal; la condición era que bajaran las tarifas cuando se entregara la doble vía; ya está entregada y ahora no quieren bajar el pasaje, esa es la protesta de los vecinos”, explicó un manifestante.

Los vecinos de la zona se concentraron a las 5 de la mañana en la Alcaldía, donde Yahuasi no se presentó. Alrededor del mediodía se enteraron de que estaba a unas tres cuadras y decidieron acorralarlo, tras lo cual fue obligado a usar una falda durante varios minutos antes de ser rescatado por la policía.

También se pidió al alcalde que despidiera a tres funcionarios vinculados a los servicios no prestados, pero Yahuasi hizo oídos sordos. Algunos manifestantes incluso pidieron la dimisión del líder comunal. Yahuasi prometió instalar mesas de diálogo para escuchar a los vecinos de manera formal este jueves.

Después de los hechos, los manifestantes fueron criticados por atribuir a una falda un fin humillante. La política Wilma Alanoca escribió en su cuenta de Facebook: “Lo ocurrido esta tarde en Viacha sólo denigra la imagen de la mujer”.

“Creer que vestir al alcalde de ese municipio con una falda como castigo no es más que una forma de denigración. Por el contrario, hay que promover el respeto a esta vestimenta. No comparto estas acciones, lo rechazo”, añadió.

Categorías: Política, América Latina.