MercoPress, in English

Lunes, 3 de octubre de 2022 - 04:46 UTC

 

 

Violencia empaña actos por golpe de Estado de 1973 en Chile

Lunes, 12 de setiembre de 2022 - 10:44 UTC
Manifestantes violentos lanzaron cócteles molotov contra los Carabineros. Boric insistió en que el diálogo era el camino Manifestantes violentos lanzaron cócteles molotov contra los Carabineros. Boric insistió en que el diálogo era el camino

Disturbios y saqueos se registraron este domingo en Santiago durante las manifestaciones en medio de las conmemoraciones de un nuevo aniversario del golpe de Estado que en 1973 derrocó al entonces presidente Salvador Allende y dio inicio a la dictadura militar de Augusto Pinochet que se prolongó hasta 1990.

La policía de Carabineros se enfrentó con manifestantes en el centro de Santiago, tras una peregrinación al Cementerio General convocada por grupos de derechos humanos, cuando militantes encapuchados lanzaron fuegos artificiales y cócteles molotov contra las fuerzas del orden frente a La Moneda.

También se registraron saqueos en el Paseo Estado y en el Paseo Ahumada, y un vehículo fue incendiado. La policía utilizó camiones cisterna y gases lacrimógenos para dispersar a los violentos manifestantes.

Los homenajes a las víctimas de la dictadura quedaron en medio de los enfrentamientos. A pesar de los disturbios entre las tumbas del Cementerio General, la movilización continuó.

Según Carabineros, dos funcionarios resultaron afectados por los gases de los explosivos lanzados.

El presidente Gabriel Boric Font condenó los incidentes y dijo: “Salvador Allende y su legado es principalmente su valor por la democracia. La democracia se construye con diálogo, respetando al que piensa diferente y nunca con violencia, y espero que todos los que reivindican este día lo entiendan”.

“Porque si queremos avanzar, que no me cabe duda que es la voluntad de la gran y abrumadora mayoría de los chilenos, para volver a encontrarnos, tiene que ser en paz y sin violencia. Y eso es lo que vamos a hacer desde el Gobierno”, añadió.

Boric había anunciado a primera hora del día un plan de búsqueda de los desaparecidos desde la dictadura. “Nuestro compromiso es seguir buscando incansablemente a los detenidos desaparecidos, 1.192 detenidos desaparecidos que todavía no sabemos dónde están; no es aceptable, no es tolerable, no lo podemos naturalizar”, dijo.

El palacio de La Moneda había amanecido con claveles rojos mientras Boric asistía al Cementerio General junto a la familia Allende, diputados y otras autoridades. “Hace 49 años, el Presidente Salvador Allende y sus colaboradores nos dieron una lección histórica de lealtad, de consecuencia y, sobre todo, de dignidad. En sus últimas palabras, nos recuerda que siempre estará con nosotros y ese metal silencioso de su voz sigue resonando hasta hoy en nuestro trabajo diario”, dijo Boric, quien también elogió a las organizaciones de derechos humanos y a las agrupaciones que reúnen a los familiares de los desaparecidos bajo el régimen de Pinochet.

“Espero que este legado trascienda las fronteras ideológicas y, sobre todo, penetre en lo más profundo de nuestra comunidad política en un momento en que la democracia en el mundo está amenazada desde distintos frentes. Ante las divisiones, los problemas de la sociedad, vamos a responder con más democracia y nunca con menos,” dijo el mandatario.

Sobre el rechazo masivo a su propuesta de Constitución, Boric dijo que “a quienes vienen a invitarnos a arrepentirnos de las convicciones que tenemos, les decimos que no nos vamos a rendir, vamos a defender el mandato por el que vinimos aquí: de transformación, de diálogo y de generar condiciones de vida dignas para nuestro pueblo”.

Categorías: Política, Chile.