MercoPress, in English

Martes, 27 de setiembre de 2022 - 00:39 UTC

 

 

Ex secretario presidencial peruano se entrega

Miércoles, 27 de julio de 2022 - 10:06 UTC
Pacheco dijo estar dispuesto a “colaborar con la justicia y decir la verdad en todos los casos que se vinculen conmigo” Pacheco dijo estar dispuesto a “colaborar con la justicia y decir la verdad en todos los casos que se vinculen conmigo”

Bruno Pacheco, ex secretario presidencial peruano y uno de los hombres más buscados del país, se entregó a la justicia, se anunció este martes. El ex funcionario está siendo investigado en una serie de escándalos de corrupción por los que ya ha sido citado a declarar el jefe de Estado Pedro Castillo Terrones. Pacheco Llevaba más de 100 días prófugo.

“Quiero anunciar a todos los peruanos que el señor Bruno Pacheco se ha entregado a la justicia”, dijo la fiscal Patricia Benavides en un comunicado. Pacheco está detenido desde el sábado, cuando negoció su rendición con los fiscales especiales, se informó.

Pacheco llevaba 103 días prófugo tras presentar su renuncia a raíz de los escándalos de tráfico de influencias a finales de 2021, después de que se encontrara dinero en efectivo en el baño de su oficina en el Palacio de Gobierno.

Castillo consideró “satisfactorio” que su ex mano derecha haya sido puesto a disposición de la justicia. “Esto evidencia la falsedad sobre la supuesta protección del Ejecutivo, esperamos que la verdad se imponga”, dijo Castillo en Twitter. El Presidente ya es investigado en cinco casos, una situación inédita para un presidente en ejercicio.

En un video difundido en marzo antes de pasar a la clandestinidad, Pacheco dijo estar dispuesto a “colaborar con la justicia y decir la verdad en todos los casos que se me vinculen.”

“Tengan la seguridad de que si alguien es culpable o inocente lo diré, pero ante un juez o un fiscal”, añadió.

Pacheco tiene una orden de prisión preventiva de 36 meses por el caso, conocido como “Puente Tarata III”, en el que un ex ministro de Transporte, seis legisladores y un pariente de Castillo formaban parte de una presunta red criminal encabezada por el mandatario para adjudicar contratos de obras públicas.

 

Categorías: Política, América Latina.