MercoPress, in English

Viernes, 12 de agosto de 2022 - 03:20 UTC

 

 

Aumenta el desempleo entre trabajadores cualificados de Argentina

Martes, 28 de junio de 2022 - 10:07 UTC
Las ofertas de empleo para personas con estudios en Argentina bajan, mientras que las oportunidades de trabajo en áreas de menor complejidad aumentan Las ofertas de empleo para personas con estudios en Argentina bajan, mientras que las oportunidades de trabajo en áreas de menor complejidad aumentan

La revista alemana Der Spiegel publicó ya en 1993 un número con un dibujo en su portada que mencionaba “Dr. Arbeitslos” (Dr. Desempleado) en el que se informaba del dudoso futuro de los poseedores de títulos de postgrado en un mercado laboral que parecía no necesitarlos.

Por lo tanto, el abismo al que puede conducir un título universitario no es nada nuevo. Pero en Argentina, donde la educación en todos los niveles es gratuita incluso para los extranjeros, el hecho de que 160.000 graduados pierdan su empleo en un año es algo a lo que hay que prestar atención.

Según el informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos publicado la semana pasada, esa cifra se aplicó al primer trimestre de 2022, mientras que las vacantes para trabajadores no calificados están en aumento.

La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec evalúa el empleo formal e informal en 31 aglomeraciones urbanas de todo el país.

Con una población ocupada de 29 millones sobre 47 millones de habitantes, sólo el 40,4% del total de trabajadores tiene estudios superiores o universitarios, terminados o no.

Según Infobae, por cada nuevo puesto de trabajo que solicita un titulado universitario se crearon 4 vacantes para personas con sólo el título de bachillerato y 20.000 para quienes tienen apenas estudios primarios.

La cantidad de nuevos puestos de trabajo para quienes tienen estudios superiores y universitarios se redujo en 48.300 en el primer trimestre de 2022 si se lo compara con el mismo período de 2021, incluso bajo el ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio).

Los estudios del Indec realizados desde 2017 no han reflejado hasta ahora ningún crecimiento de las oportunidades de trabajo para quienes tienen una educación superior, frente a una pérdida que sí se notó para quienes tienen poca o ninguna escolaridad formal, lo cual era, en teoría, esperable en la era de la alta tecnología y el desarrollo de las llamadas “industrias culturales.”

Al final, los profesionales sólo representaban 1 de cada 10 oportunidades de empleo, según el último estudio. Supuso una pérdida de 112.500 puestos de trabajo entre enero y marzo de 2022.

El estudio también constató que el resto de segmentos se expandieron respecto al primer trimestre de 2021: 326.250 técnicos (9,1%); 544.300 trabajadores (5,5%); y 324.000 trabajadores “no cualificados e indefinidos” (9%), sumando casi 4 millones de puestos, es decir, a 1 de cada 5 remunerados.

A pesar de semejante precariedad en el mercado laboral en medio de un escenario socioeconómico donde el 40% de la población total se encuentra en estado de pobreza, la medición del Indec también registró un importante salto en los “ocupados ausentes”, que pasaron del 2,4% en el último trimestre de 2021 al 10,2%. Este grupo incluye a quienes tienen un empleo formal y no trabajaron durante una semana determinada, por vacaciones, por enfermedad u otro tipo de licencia, como un caso de suspensión con goce de sueldo, o ausentes por otras causas previstas en la legislación laboral.

Categorías: Economía, Argentina.
Tags: desempleo.