MercoPress, in English

Jueves, 7 de julio de 2022 - 08:07 UTC

 

 

OMS suprime distinciones “endémicas” respecto a la viruela del mono

Lunes, 20 de junio de 2022 - 10:39 UTC
En los últimos meses se han notificado casos en varias regiones del mundo, lo que ha cambiado el escenario epidemiológico En los últimos meses se han notificado casos en varias regiones del mundo, lo que ha cambiado el escenario epidemiológico

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido suprimir todas las distinciones entre países endémicos y no endémicos en relación con la viruela del mono, según se anunció este sábado. La medida pretende facilitar el desarrollo de una “respuesta unificada” al virus.

El último boletín de la organización ha confirmado que, entre el 1 de enero y el 15 de junio, se han producido 2.103 casos de la enfermedad en 42 países de todo el mundo, con una muerte en Nigeria.

Hasta hace poco, se consideraba que la enfermedad “se daba principalmente en África Occidental y Central”, señaló la OMS. Pero en los últimos meses se han notificado casos en América, África, Europa, el Mediterráneo oriental y el Pacífico occidental. Por lo tanto, “estamos eliminando la distinción entre países endémicos y no endémicos, informando a los países juntos cuando sea posible, para reflejar la respuesta unificada necesaria”.

Encabezan la lista de infecciones el Reino Unido (524), España (313), Alemania (263), Portugal (241), Canadá (159) y Francia (125). Europa es la región más afectada, con 26 países con casos positivos confirmados. En el continente americano, además de Canadá, se han confirmado 72 casos en Estados Unidos.

La OMS también considera probable que el número real de casos pueda ser mayor porque el virus puede haber estado “circulando sin ser reconocido durante algún tiempo” remontándose a 2017.

En el brote actual, la mayoría de los casos son de “hombres que tienen sexo con hombres”. La gran mayoría de ellos no había estado en países africanos donde el virus es endémico.

La agencia de la ONU decidirá el 23 de junio si el brote actual representa una “emergencia de salud pública de interés internacional.” Tal situación requeriría medidas a nivel mundial, que podrían incluir directivas sobre tiempos de cuarentena obligatorios para los casos confirmados, limitar la entrada de personas en las fronteras y otras restricciones.

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, también insistió en que la pandemia de COVID-19 está lejos de haber terminado, ya que todavía se producen oleadas de contagios.

Mientras que algunos países ya han descartado solicitar la vacunación completa contra el COVID-19 para entrar en sus territorios como última frontera hacia la “nueva normalidad”, otros están optando por reducir las medidas de prevención y control, mientras que el resto mantiene las pautas de atención.

“Hace un año, mientras los países más ricos del mundo ponían en marcha las vacunas y los más pobres observaban, la OMS se fijó un objetivo ambicioso pero alcanzable: vacunar al 70% de la población de cada país para mediados de 2022. Ese plazo está a punto de cumplirse. Entonces, ¿en qué punto nos encontramos?”, se preguntó Tedros.

“Se han administrado más de 12.000 millones de dosis de vacunas en todo el mundo, lo que ha permitido proteger a más del 60% de la población mundial: la mayor campaña de vacunación de la historia”, detalló. Pero lamentó que “sólo el 13% de la población de los países de bajos ingresos ha sido vacunada con una serie primaria y sólo 58 de los 194 Estados miembros de la OMS han alcanzado el objetivo del 70%.”