MercoPress, in English

Viernes, 12 de agosto de 2022 - 02:13 UTC

 

 

Ministra de Interior británica aprueba extradición de Assange

Sábado, 18 de junio de 2022 - 10:46 UTC
“Voy a pasar cada hora de vigilia luchando por Julian hasta que esté libre, hasta que se haga justicia”, subrayó la esposa de Assange  “Voy a pasar cada hora de vigilia luchando por Julian hasta que esté libre, hasta que se haga justicia”, subrayó la esposa de Assange

La ministra de Interior británica, Priti Patel, firmó este viernes los documentos por los que el fundador australiano de Wikileaks, Julian Assange, será extraditado a Estados Unidos para ser juzgado por divulgar información clasificada que revela crímenes de guerra en Irán y Afganistán.

Assange, de 50 años, tiene ahora 14 días para intentar una nueva apelación y si ésta fracasa, lo que se da casi por descontado, aún puede acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, organismo perteneciente al Consejo de Europa del que forma parte el Reino Unido.

Patel argumentó que los jueces británicos no vieron un riesgo de abuso, trato injusto u opresivo contra Assange en el ámbito del proceso de extradición, “ni han encontrado que la extradición sería incompatible con sus derechos humanos, incluyendo su derecho a un juicio justo y a la libertad de expresión, y que mientras esté en Estados Unidos será tratado adecuadamente, incluso en relación con su salud”.

Wikileaks dijo que la decisión de Patel significaba “un día oscuro para la libertad de prensa”, mientras que la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnes Callamard, afirmó que la extradición de Assange enviaba “un mensaje escalofriante a los periodistas de todo el mundo”.

La esposa de Assange, Stella, que también es su abogada, ha prometido “utilizar todas las vías recursivas” disponibles. “Voy a pasar cada hora de vigilia luchando por Julian hasta que esté libre, hasta que se haga justicia”.

Un juez británico aprobó la extradición de Assange en abril, dejando la decisión final en manos del gobierno tras una batalla legal que llegó hasta el Tribunal Supremo del Reino Unido.

Assange será juzgado por 17 cargos de espionaje y un cargo de uso indebido de ordenadores por la publicación por parte de WikiLeaks de un considerable conjunto de documentos clasificados hace más de una década.

Los fiscales afirman que Assange ayudó ilegalmente a la analista de inteligencia del ejército estadounidense Chelsea Manning a robar cables diplomáticos y archivos militares que, al publicarse en WikiLeaks, pusieron en peligro la vida de muchos agentes.

Los defensores de la libertad de prensa han pedido a Gran Bretaña que rechace la solicitud de extradición alegando que Assange actuaba como periodista y, como tal, tiene derecho a la protección de la Primera Enmienda. También creen que la persecución de Assange tiene una motivación política.

Según su equipo legal estadounidense, Assange podría enfrentar una pena de hasta 175 años de cárcel si es condenado en Estados Unidos, aunque los analistas creen que cualquier sentencia es probable que sea mucho menor.

Assange está recluido en la prisión británica de alta seguridad de Belmarsh, en Londres, desde 2019, cuando fue detenido por saltarse la fianza durante otra batalla legal. Antes de eso, pasó siete años dentro de la Embajada de Ecuador en Londres para evitar la extradición a Suecia por cargos de violación y agresión sexual. Estocolmo abandonó esas investigaciones en noviembre de 2019 debido al tiempo transcurrido.

Categorías: Política, Internacional.