MercoPress, in English

Miércoles, 6 de julio de 2022 - 16:18 UTC

 

 

Bolsonaro va a Pernambuco ante aumento del número de muertos por las tormentas

Lunes, 30 de mayo de 2022 - 10:13 UTC
La tragedia de Recife se produce dos meses y medio después de que las lluvias mataran a más de 230 personas en Petrópolis La tragedia de Recife se produce dos meses y medio después de que las lluvias mataran a más de 230 personas en Petrópolis

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este domingo que viajará a primera hora del lunes a Recife para comprobar la devastación causada por un nuevo temporal de lluvias en el noreste del país, que ha dejado al menos 84 muertos, y más de 50 desaparecidos según cifras que se actualizan constantemente.

Bolsonaro dijo que necesitaba “entender mejor la tragedia” para lo cual el gobierno federal ha desplegado a las fuerzas armadas, así como a funcionarios de áreas de la administración que podrían ser de ayuda.

“Llevaremos el kit para desastres a importantes puntos estratégicos”, tuiteó el domingo el ministro de Salud, Marcelo Queiroga.

Se trata de la peor catástrofe de los últimos 50 años en Recife, según el gobernador de Pernambuco, Paulo Camara, que también informó de que 79 de las 84 víctimas habían muerto entre la noche del viernes y el domingo.

Camara señaló asimismo que aún se estaba determinando el número exacto de personas desaparecidas, aunque según las evaluaciones preliminares serían al menos 56.

Del total de muertes causadas por deslizamientos de tierra e inundaciones, la mayoría se registraron en la región metropolitana de Recife, la más afectada por el temporal que azota el noreste de Brasil desde principios de esta semana.

El episodio más trágico tuvo lugar en el barrio Jardim Monte Verde, limítrofe entre Recife y Jaboatao dos Guararapes, donde 20 personas murieron cuando un corrimiento de tierras arrasó decenas de casas en pequeñas colinas.

Los socorristas continuaron la búsqueda durante todo el domingo, cuando la lluvia volvió a la región tras una breve pausa, y al menos una persona fue encontrada muerta en Jardim Monte Verde, según EFE.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Jardim Monte Verde, Elvio Miranda, advirtió de la posibilidad de que se produzcan nuevas “tragedias” en el barrio de chabolas en el que la gente se quedó aislada. “Hay que evacuar a las familias de las zonas de riesgo y buscarles una nueva vivienda porque si no van a ocurrir muchas tragedias en Recife. Hay un riesgo inminente, y la probabilidad de otras tragedias es grande”, dijo Miranda.

El alcalde de Recife, Joao Campos, calificó la situación de “extremadamente difícil” y señaló que el fenómeno meteorológico “es completamente atípico”. “Lamentablemente, es el mayor desastre de los últimos 50 años registrado en la región metropolitana de Recife”, destacó Campos.

El ministro de Desarrollo Regional, Daniel Ferreira, dijo a la prensa en Recife que unas 4.000 personas también han perdido sus casas o fueron evacuadas por precaución. Junto a Ferreira y Quiroga estaban los ministros de Turismo, Carlos Brito, y de Ciudadanía, Ronaldo Bento.

La tragedia de Recife se produce dos meses y medio después de que las lluvias mataran a más de 230 personas en Petrópolis, en Río de Janeiro.

Categorías: Medio ambiente, Política, Brasil.