MercoPress, in English

Martes, 29 de noviembre de 2022 - 00:23 UTC

 

 

Fallece ex ministro cubano de Asuntos Exteriores Alarcón

Lunes, 2 de mayo de 2022 - 09:20 UTC

El ex ministro cubano de Asuntos Exteriores y presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, Ricardo Alarcón, falleció el sábado por la noche en La Habana, según anunció el domingo el presidente Miguel Díaz-Canel. Alarcón tenía 84 años. Era viudo y le sobreviven una hija y un nieto.

El jefe de Estado, junto con el actual ministro de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez, comunicó la noticia en Twitter.

“Anoche falleció en La Habana Ricardo Alarcón de Quesada, gran patriota y brillante diplomático de la #RevoluciónCubana, cuya obra defendió con pasión y sólidos argumentos, enorgulleciendo a nuestro pueblo. Toda #Cuba siente su partida”, dijo Díaz-Canel.

Alarcón también presidió la Asamblea Nacional entre 1993 y 2013, cuando dejó el cargo por razones no reveladas al ser también apartado de la dirección del Partido Comunista de Cuba.

“A Ricardo Alarcón de Quesada, el Maestro de los diplomáticos de nuestra generación, le guardaremos siempre profundo respeto, admiración e infinito afecto”, escribió la viceministra de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal, en su cuenta de Twitter. “Gracias por el privilegio y el honor de haber sido sus discípulos”, agregó.

Alarcón fue de la confianza de los hermanos Fidel y Raúl Castro durante décadas, especialmente cada vez que hubo algún tipo de diálogo con Estados Unidos, ya sea en materia de inmigración u otros temas, incluso durante la batalla legal por la devolución del niño náufrago Elián González en el año 2000.

Alarcón no participó directamente en las últimas negociaciones que condujeron al acercamiento con Washington en 2014 bajo los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, pues entonces ya estaba alejado de la vida pública activa.

Sin embargo, fue visiblemente responsable de una suerte de batalla judicial y política por la liberación de cinco agentes de la inteligencia cubana detenidos en Florida en 1999 y sometidos a severas condenas, que regresaron a Cuba al calor del restablecimiento de relaciones diplomáticas en 2014.

Argumentó que estos hombres, considerados héroes en Cuba, sólo estaban recopilando información para prevenir ataques terroristas contra la isla que finalmente fueron fraguados por grupos radicales del exilio cubano en Florida.

Alarcón era el funcionario cubano más solicitado por las televisiones estadounidenses que buscaban una explicación de las políticas del gobierno comunista de la isla, ante las que solía hacer gala de su fluido inglés y su astucia. No temía el debate, ni las preguntas incómodas. Incluso llegó a ser mencionado como posible sucesor de Fidel Castro antes de que su hermano Raúl asumiera la dirección del país en 2008.

Durante la batalla legal por la custodia de Elián, Alarcón fue asesor personal del padre del niño. Durante el juicio, comparó a la comunidad de exiliados cubanos en Miami con una “república bananera” y un “salvaje oeste” donde ninguna ley podía llegar.

Calificó con frecuencia el embargo estadounidense de “genocida” y pintó un panorama sombrío de cómo sería el país caribeño si se hiciera realidad el plan estadounidense promulgado para lograr una “Cuba libre”, un programa que se endureció bajo el mandato del presidente Donald Trump y que no se modificó con Joseph Biden a pesar de sus promesas de campaña.

Los motivos de la retirada de Alarcón nunca quedaron claros, pero un año antes, en 2012, su mano derecha y secretario, Miguel Álvarez, fue detenido y acusado de espionaje en un sonado caso.

Antes de ser parlamentario, Alarcón fue ministro de Asuntos Exteriores y dos veces embajador de Cuba ante las Naciones Unidas: 1966-1978 y 1990-92. También fue vicepresidente de la Asamblea General de la ONU y presidente del consejo administrativo del Programa de Desarrollo de la ONU.

Nacido el 21 de mayo de 1937 en La Habana, Alarcón era doctor en filosofía y letras. De joven fue un feroz opositor a la dictadura de Fulgencio Batista y participó en el movimiento que la derrocó.

Categorías: Política, América Latina.