MercoPress, in English

Miércoles, 10 de agosto de 2022 - 11:18 UTC

 

 

Puerto nuevo de Falklands: Comisión recomienda rechazar estudio de impacto medioambiental

Viernes, 4 de marzo de 2022 - 18:48 UTC
Entre las objeciones se cuenta insuficiente información sobre el desguace de la actual terminal de FIPASS Entre las objeciones se cuenta insuficiente información sobre el desguace de la actual terminal de FIPASS

La polémica sobre el impacto medioambiental del puerto nuevo a construirse en las Islas Falkland, al igual que carencias y objeciones no cesa y agregó otro eslabón cuando la Comisión de Planificación y Construcción, (PBC), en votación unánime, recomendó al Consejo Ejecutivo de las Islas rechazar la solicitud presentada.

Si bien por tratarse de un proyecto auspiciado por el gobierno, no alcanza con la recomendación de la Comisión de Planificación y Construcción, como sería para solicitudes de simples ciudadanos o empresas que desean edificar, modificar o ampliar, igualmente se teme alguna demora. Sin embargo un representante de la empresa británica a cargo del diseño y construcción del puerto no descartó la introducción de cambios al proyecto, al igual que las empresas pesqueras de las Falklands en un comunicado subrayaron la importancia del puerto nuevo para el desarrollo económico real de las Islas, a la vez que comparten algunas de las observaciones.

En efecto tras una reunión celebrada el primero de marzo, la PBC de las Falklands recomendó que los planes presentados para el puerto nuevo sean rechazados por el Consejo Ejecutivo. Los miembros de PBC votaron para expresar si estaban a favor o en contra de la solicitud elevada a consideración, y la decisión resultó unánime entre los miembros: se recomienda que la solicitud sea rechazada. Tras la decisión la PBC ingresó en receso para redactar las razones por escrito a elevar al Consejo Ejecutivo, para que este las tome en consideración al realizar la decisión final de aceptar o no las objeciones en respaldo del rechazo.

Las razones de la PBC para recomendar el rechazo fueron las siguientes: polvo y escombros del desguace de la actual estructura de contenedores pontones de FIPASS que afectarán el suministro de alimentos humanos; los efectos sobre la Misión de Acogimiento de Marinos y sobre Stanley Growers (el complejo de invernáculos y tierras labradas que suministran la mayoría de verduras, legumbres y tubérculos frescos a las Islas), ambas dos ya habían sido presentadas previamente con objeciones por escrito y verbales; la creencia que mitigar el medio ambiente no es lo suficientemente significativo como para minimizar el impacto durante la construcción del puerto nuevo; falta de información sobre el desguace de FIPASS, en particular cuanto material quedaría arrumbado y que se piensa hacer con él; el diseño y apariencia del puerto, en particular del edificio de la administración del puerto y la portera de seguridad, los cuales dos serán vistos por muchos quienes acceden a las Falklands, sobre todo utilizando el puerto para el ingreso.

La PBC también elevó una serie de puntos informativos para que el Consejo Ejecutivo tenga a mano cuando considere si acepta y sigue la recomendación de rehusar la solicitud, o no.

Entre esos puntos informativos se incluye que no existe la capacidad de RORO, (Roll on/Roll off) entre los avances del puerto nuevo, lo cual haría inutilizable el ferry Concordia Bay que hace el recorrido de muelles y pontones en los distintos asentamientos de las Islas; el camino de acceso al obrador cruzando las tierras labradas de Stanley Growers debe ser reconsiderado; se precisa clarificar la profundidad del agua en el área una vez que la construcción se haya completado, en particular el calado de los barcos que tolerará; hacer llegar más detalles a la PBC; y que se otorgue más tiempo a los miembros de la PBC para poder considerar tales documentos en el futuro, ya que se entiende “se estaba pidiendo demasiado” de los miembros de la Comisión.

Durante la reunión seis objeciones fueron escuchadas. Las objeciones referían a preocupaciones sobre la contaminación sonora que afectaría a los vecinos, contaminación química en el suministro de alimentos a las Islas, falta de acceso para las tripulaciones de pesqueros a la Misión Resguardo de Marinos, la ubicación del camino de acceso al obrador del puerto; el proceso de consultas públicas; tema higiene relativo a la extracción de aguas residuales y secándola en suelos adyacentes; precauciones en materia de salud y seguridad en el puerto: medidas medioambientales y de mitigación, al igual que proximidad del puerto a la unidad, en proceso de construcción, para personas vulnerables, entre otras cosas.

Clare Mansfield, Gerente de Diseños de la constructora BAM fue quien respondió a las objeciones. Comenzó diciendo que hubo “extensas consultas”, durante más de cuarenta reuniones y treinta talleres, las cuales resultaron en algo así como 4,000 comentarios, los cuales fueron recogidos por BAM Nutall durante el proceso de diseño. Subrayó además que resulta vital que Stanley cuente con un puerto.

Ms Mansfield sostuvo que desde su llegada a las Falklands ha estado observado las operaciones en FIPASS y en una ocasión específica identificó que el barco de suministros “Scout” podría haber llegado con dos días de anticipación, se podría haber mejorado el transbordo de cargas desde los pesqueros, y cada contenedor habría sido cargado y descargado en el puerto, por lo menos, “cinco minutos más rápido”.

En cuanto a otros comentarios Ms Mansfield agregó que notó muchos cambios en los comentarios para reducir los perjuicios al medio ambiente, al igual que el efecto sobre los vecinos y asegurar seguridad. Finalmente sintetizó que “el consentimiento no es el fin del diálogo, es apenas el comienzo”, y adelantó que habrá más información sobre los cambios agregados en el diseño detallado, el cual encara muchas de esas preocupaciones.

Del momento que la solicitud elevada a la PBC fuera realizada por el gobierno, no puede ser rechazada tan solo por dicha Comisión. PBC recomendó el rechazo y esto será elevado al Consejo Ejecutivo con las recomendaciones del caso.

Por su parte la Asociación de Empresas de Pesca de las Falklands dijo al respecto que ”sin el puerto (nuevo) puede haber poco/o ningún desarrollo económico real para las Falklands“, pero igualmente la Asociación ”comparte algunas de las preocupaciones expresadas“ relativas a costos, disponibilidad de tierras comerciales y el propio desguace de FIPASS.

En cuanto a los comentarios que la decisión de la PBC al Consejo Ejecutivo de rechazar la solicitud, y que por tanto puede generar mayores demoras, las pesqueras afirman, ”Entendemos que con una apropiada discusión, los temas que han sido expuestos durante la solicitud del proceso de planificación pueden ser encarados rápida y efectivamente, y que concluiremos con un puerto que jugará un papel crítico en el desarrollo de las Islas, para muchos años por delante”. (Penguin News)