MercoPress, in English

Martes, 5 de julio de 2022 - 09:53 UTC

 

 

CFK denuncia doble discurso en Consejo de la ONU respecto a Ucrania y Falklands/Malvinas

Lunes, 28 de febrero de 2022 - 20:55 UTC
Bajo su presidencia, Argentina apoyó a Ucrania contra la anexión de Crimea por parte de Rusia Bajo su presidencia, Argentina apoyó a Ucrania contra la anexión de Crimea por parte de Rusia

La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner (CFK), dijo este domingo que las potencias occidentales tenían un doble rasero al abordar la crisis de Ucrania. La exjefa de Estado (2007-2015) recordó que, en 2014 -bajo su presidencia-, Argentina apoyó a Kiev contra la anexión por la fuerza de la península de Crimea por parte de Rusia.

Explicó que su gobierno tomó esa decisión con fundamento en el “principio de integridad territorial”, que es “un pilar del derecho internacional”.

Pero cuando se trató de la cuestión de las Malvinas/Falklands, las potencias occidentales aceptaron el referéndum de 2013 mediante el cual los isleños acordaron casi unánimemente seguir siendo un Territorio Británico de Ultramar. CFK también criticó el estatus desigual de los países dentro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde algunos países tienen asientos permanentes más poder de veto, mientras que otros solo desempeñan roles temporales.

“¿Alguien piensa que con estos privilegios y aplicando o no el derecho internacional como convenga a los países poderosos del mundo, estamos cuidando la seguridad global y la paz mundial?”. se preguntó CFK.

CFK también publicó capturas de pantalla de sus publicaciones de 2014 en las que describió su postura con respecto a la disputa fronteriza entre Rusia y Ucrania. “El respeto por el derecho internacional junto con la verdad y la coherencia entre ideas y acciones no parecen ser atributos de las potencias globales”, dijo en 2014. “Sigo pensando lo mismo”, subrayó CFK.

La exjefa de Estado recordó que allá por 2014 Argentina ocupaba un asiento temporal en el Consejo de Seguridad de la ONU. El 15 de marzo de ese año, Estados Unidos presentó un borrador instando a los gobiernos del mundo a no reconocer el resultado del referéndum por la independencia de Crimea previsto para el 16 de marzo. El proyecto fue aprobado por 13 de los 15 países miembros del Consejo, Argentina entre ellos.

“En otras palabras: Argentina apoyó a Ucrania con base en el principio de integridad territorial, un pilar del derecho internacional. Rusia, uno de los cinco miembros permanentes con derecho a veto, ejerció este privilegio y se pronunció en contra. China se abstuvo”, explicó CFK.

Más adelante en su declaración, CFK subrayó el doble rasero de las potencias mundiales “en términos de derecho internacional a la hora de tomar decisiones” y recordó “el referéndum de Malvinas y Kelpers”.

La actual vicepresidenta argentina también resaltó “el anacronismo del Consejo de Seguridad de la ONU que continúa, desde la 2ª Guerra Mundial, sin cambiar el statu quo de los países vencedores que se otorgaron asientos permanentes con derecho a veto y al resto de países, bancas temporales y un voto testimonial”.