MercoPress, in English

Martes, 7 de febrero de 2023 - 08:34 UTC

 

 

Kiev capitulará pronto, según medios occidentales

Viernes, 25 de febrero de 2022 - 10:48 UTC
El Reino Unido habría ofrecido al presidente Zelensky establecer en Londres su gobierno en el exilio El Reino Unido habría ofrecido al presidente Zelensky establecer en Londres su gobierno en el exilio

Fuentes militares de Estados Unidos advirtieron que Kiev, la capital de Ucrania, estaba a punto de capitular en cualquier momento ante el avance de las fuerzas rusas contra el país por supuestamente negarse a reconocer la independencia de las provincias separatistas orientales de Donetsk y Lugansk.

Según informes de prensa, las autoridades ucranianas no están en condiciones de negar esas versiones, en vista de los logros militares rusos en los primeros días de enfrentamientos. Se espera que Kiev caiga dentro de tres o cuatro días, tras lo cual no debería demorarse el derrumbe del gobierno ucraniano. No más de una asemana, según publicó Newsweek citando fuentes estadounidenses y ucranianas.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, dijo este jueves que las tropas de su país avanzaron hacia Kherson y despejaron el canal del norte de Crimea, restaurando el flujo de agua a la península de Crimea.

Las fuerzas rusas, de unos 200.000 efectivos, a las pocas horas de su entrada por múltiples frentes en Ucrania llegaron a las puertas de Kiev, tomando el control del aeropuerto militar de Hostomel, a unos cuarenta kilómetros de la capital.

La zona de la central eléctrica de Chernóbil, en la frontera con Bielorrusia, acabó inmediatamente en manos rusas. La condena del mundo vino inmediatamente después y casi por unanimidad, con la fuerte excepción de China.

Mientras tanto, la OTAN ha pedido “consultas urgentes del Artículo 4”, lo que ha puesto a toda Europa al borde de una guerra a gran escala.

“Ha caído un nuevo telón de acero con el mundo civilizado”, dijo el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, mientras se conocían informes de que Londres le ha ofrecido acoger a su gobierno en el exilio, cuando la capitulación parece inminente y cientos de ucranianos intentan salir del país por tierra, principalmente hacia el oeste.

“Todos los estados limítrofes tienen planes para acoger inmediatamente a refugiados de Ucrania”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Moscú afirma haber destruido 83 objetivos militares, incluidas 11 pistas de aterrizaje, una base naval y tres centros de mando. Se registraron fuertes explosiones y enfrentamientos en Odessa, Kharkiv, Mariupol, Lviv y Kiev. Los misiles -más de 100, según el Pentágono- fueron lanzados desde Bielorrusia, donde el presidente Alexander Lukashenko jura que sus tropas no están involucradas actualmente en la invasión.

Las bajas ucranianas, tanto de soldados como de civiles, han llegado a 57, mientras que las milicias de Lugansk y Donetsk avanzan hacia Mariupol, se informó. Más de 200 ataques en doce horas se han extendido por todo el país en medio de una dramática desproporción de fuerzas. La inteligencia occidental reconoce la “superioridad aérea total” sobre Kiev, que ha impuesto la ley marcial y el toque de queda, además de pedir a los civiles que se presenten en los puestos de reclutamiento para defender la ciudad. También se han solicitado donaciones de sangre para los soldados heridos.

El presidente ruso Vladimir Putin ha anunciado abiertamente que su objetivo era “desnazificar” el país, lo que equivale a derrocar al presidente Volodymyr Zelensky.

Mientras tanto, las potencias occidentales han tomado medidas financieras y económicas de represalia contra Rusia y algunos de sus ciudadanos prominentes, al tiempo que han prohibido a la aerolínea rusa Aeroflot operar en aeropuertos europeos y estadounidenses.

Categorías: Política, Internacional.