MercoPress, in English

Jueves, 11 de agosto de 2022 - 11:38 UTC

 

 

Falklands: Puerto nuevo gana pulseada, producción hortícola comercial será removida a tierras adyacentes

Sábado, 19 de febrero de 2022 - 09:40 UTC
Maqueta del puerto nuevo de las Falklands a construirse donde hoy está instalado uno de emergencia FIPASS, con casi cuatro décadas de existencia Maqueta del puerto nuevo de las Falklands a construirse donde hoy está instalado uno de emergencia FIPASS, con casi cuatro décadas de existencia

El tema del nuevo puerto a construirse en las Islas Falkland, reemplazando la vieja estructura de contenedores acoplados, (con carácter provisorio originalmente) FIPASS, que datan de fines de la guerra de 1982, está nuevamente en el tapete de la discusión pública pues por lo visto la construcción reemplazante demandará desmantelar el único complejo de producción comercial hortícola fresca en las Islas, y que además es orgullo de la población local.

El complejo a desmantelar incluye semilleros, plantines para trasplantar pero sobre todo siete túneles de poliéster que en condiciones de invernáculos, (luz, aire, temperatura, riego, fertilizantes regulados) permiten abastecer a Stanley, pesqueros y cruceros en temporada, de legumbres, hortalizas y tubérculos frescos y abundantes. Seguramente caros, pero más baratos y de mejor calidad que los que se puedan importar desde el centro de Chile o Uruguay e implican días de navegación y frío.

Stanley Growers como se llama la empresa, la cual se desarrolló en tierras del gobierno en carácter de usufructo con ese fin específico, tiene por titular a Tim Miller, quien hizo público su preocupación por los planes del trazado de un camino de acceso al obrador del puerto nuevo, que lo obligarán a remover sus invernáculos, y semilleros, llevándolo a la ruina en poco más de doce meses, además de dejar a la población de Stanley mayoritariamente sin legumbres frescas.

La empresa madre incluye Stanley Nurseries (plantines y almácigos) y Market Garden con tierras a cielo abierto preparadas luego de años para plantar tubérculos.

En vista de la situación y el hecho que lo expuesto podría “atentar contra la salud pública de los Isleños por falta de productos frescos”, el semanario Penguin News dirigió un cuestionario a la oficina de Servicios Comerciales y Desarrollo del gobierno en el cual se plantea que efectivamente el Sr. Miller se había dirigido a dicha oficina, con copia del documento de usufructo, el cual establece claramente que la tierra del proyecto no podrá ser recuperada por el gobierno ya que su fin es el de plantaciones y cosechas.

Según Miller, nunca recibió respuesta alguna y el Penguin News insistió en preguntar si había algún comentario respecto a la legalidad del tema.

Empero un vocero del gobierno de las Falklands reveló que se estaba activamente involucrados en discusiones con Stanley Growers “respecto al impacto que el puerto nuevo tendrá sobre las tierras del Sr. Miller, tanto a corto plazo durante la etapa de construcción, y a largo plazo una vez que las obras se hayan completado. El gobierno trabaja duro para encontrar soluciones mutuamente acordadas a los temas planteados por Stanley Growers, a la vez que continua firmemente comprometido a la necesidad de construir el puerto”.

La construcción del puerto nuevo ha levantado cierta resistencia en las Islas por su costo y el hecho que las Falklands tengan que salir al mercado de capitales por primera vez en su historia, pero Miller siempre se ha declarado un entusiasta fanático del puerto.

Penguin News también recordó que el Sr. Miller dijo haber manifestado su preocupación sobre el trazado de un camino de acceso por el sur y los efectos que tendría sobre su negocio, pero que esta inquietud no había recibido respuesta alguna, en tanto un acceso norte que resultaría significativamente menos dañino para su emprendimiento, no fue la opción elegida.

Ante este planteo el PN preguntó si había algún comentario de parte del gobierno al respecto.

El vocero de la Oficina respondió que, “en 2020 durante las etapas preliminares del diseño portuario, el gobierno revió la situación y produjo una serie de propuestas de caminos de acceso al obrador del puerto nuevo y desmantelamiento de FIPASS. Fueron evaluados por su complejidad técnica, costos, una logística práctica y el potencial impacto para Stanley Growers. Se determinó que el camino de acceso a lo largo de la costa, sería el de menor impacto disruptivo para Stanley Growers, empero ocasionaría significativos trastornos a todo un abanico de otros servicios, ya que obligaría a reducir la infraestructura estratégica básica de Stanley, incluyendo el bombeo principal de las aguas pluviales de Stanley, el suministro de electricidad de alto voltaje para FIPASS y para el servicio de agua en general. Los trabajos para reducir y re direccionar estos tendidos por cientos de metros habrían resultado particularmente onerosos. El camino también exigiría retener estructuras del obrador próximo a la playa a la vez que más material de relleno rocoso de cantera por la topografía del terreno”.

Según el vocero, ”cuando se consideraron todos estos factores, y fueron sopesados, el camino de acceso propuesto se determinó como el más ventajoso. Sin embargo, el gobierno sigue trabajando con Stanley Growers para asegurarse que los túneles invernáculos de poliéster (de 90 y 120 pies de largo por 30 pies), sea reubicados fuera de la época de plantación de forma de minimizar los inconvenientes para el negocio tanto como sea posible. También estamos explorando opciones para reubicar la tierra y material orgánico a terrenos adyacentes, que actualmente están sub aprovechados para ponerlos en uso productivo“.

PN recordó que la empresa constructora del puerto nuevo, BAM Nutall en su informe de impacto medioambiental había adelantado que el efecto de las obras sobre la comunidad iba a ser mínimo, y por tanto preguntó a la Oficina del gobierno y a BAM si consideraban una potencial reducción de disponibilidad de productos frescos como algo insignificante?

El vocero respondió que ”el gobierno encara sus responsabilidades para con la comunidad muy seriamente, particularmente cuanto se trata de la salud pública, como ha quedado en evidencia el enfoque ante la pandemia Covid-19 durante los últimos dos años. Cualquier decisión que puedan impactar en el bienestar de nuestra población son tomados con extrema atención y cuando posible se toman las acciones mitigantes necesarias. En cuanto a la disponibilidad de productos frescos , el gobierno está muy activo en las discusiones con Stanley Growers para determinar las formas en las cuales proteger este suministro, a la vez que asegurar la construcción del puerto nuevo el cual tendrá beneficios a largo término para la importación de productos frescos”.