MercoPress, in English

Martes, 29 de noviembre de 2022 - 01:39 UTC

 

 

Argentina ingresa a Franja y Ruta de la Seda tras reunión de Fernández y Xi en Beijing

Lunes, 7 de febrero de 2022 - 09:58 UTC
Fernández apoyó el reclamo de China sobre Taiwán y a cambio Xi Jinping respaldó la postura de Argentina respecto a las Islas Falkland Fernández apoyó el reclamo de China sobre Taiwán y a cambio Xi Jinping respaldó la postura de Argentina respecto a las Islas Falkland

El presidente Alberto Fernández ha redondeado la escala china de su nueva gira internacional al concertar el ingreso de Argentina a la Franja y la Ruta de la Seda, lo que supondrá una financiación superior a los 23.000 millones de dólares para el país sudamericano, se informó.

“Tuve una reunión cordial, amistosa y fructífera con Xi Jinping, presidente de China”, luego de la cual “acordamos incorporar a Argentina a la Franja y la Ruta de la Seda”, dijo Fernández en las redes sociales.

“Es una excelente noticia. Nuestro país obtendrá más de US$ 23 mil millones de inversiones chinas para obras y proyectos”, agregó.

El entendimiento se oficializó durante el encuentro bilateral en el Gran Palacio del Pueblo a través de la firma de Memorandos de Entendimiento y acuerdos en distintas áreas entre los dos jefes de Estado.

Argentina se suma así a los 140 países ya incluidos en la iniciativa de comercio internacional de China. “Con esta decisión estratégica, el Gobierno Nacional firmará diferentes convenios que garantizan el financiamiento de inversiones y obras por más de 23.700 millones de dólares, generando un nuevo hito en la relación bilateral que se ha ampliado y fortalecido significativamente en los últimos 15 años”, dijeron fuentes de la Casa Rosada.

El financiamiento se entregará en dos etapas: una por US$ 14 mil millones que ya fue aprobada bajo el mecanismo del Diálogo Estratégico para la Cooperación y Coordinación Económica y otra por US$ 9,7 mil millones a cargo de un grupo ad-hoc creado por los dos países para administrar las operaciones conjuntas a futuro, en particular las vinculadas a la Ruta de la Seda, se anunció.

La Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés) busca promover la cooperación y la conectividad entre más de 140 países a través de dos componentes principales: uno de carácter terrestre (el “Cinturón Económico de la Ruta de la Seda”) y un tramo transoceánico (el “Cinturón Económico Marítimo”).

Otros 13 documentos de cooperación fueron firmados entre Fernández y Xi en materia de desarrollo verde, economía digital, actividades espaciales, tecnología e innovación, educación y cooperación universitaria, agricultura, ciencias de la tierra, medios públicos y energía nuclear.

Fernández también pidió a Xi que impulse el ingreso de Argentina al BRICS, el grupo de economías emergentes integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, algo que el líder sudamericano ya había abordado con el presidente ruso, Vladimir Putin, durante su escala en Moscú.

También se informó que, con respecto a los swaps y los llamados DEG (Derechos Especiales de Giro enviados por el FMI), Xi dijo que “instruirá a sus bancos para que avancen en estos dos temas”. En el comunicado conjunto firmado durante la reunión, China expresó su “firme” apoyo a Argentina en sus “esfuerzos para preservar la estabilidad económica y financiera” durante las negociaciones con el FMI.

“La decisión de China de fomentar un mayor uso de las monedas nacionales en el comercio y la inversión y de apoyar la demanda de Argentina de una revisión de la política de recargos del FMI son avances cruciales”, destacó Fernández en una declaración posterior.

La reunión Xi-Fernández marcó el 50 aniversario de los vínculos bilaterales entre los dos países, en memoria de la cual los dos presidentes lanzaron “el Año de la Cooperación Amistosa”, según el comunicado conjunto emitido después de la reunión.

Los medios chinos también destacaron que Fernández había viajado a Beijing para asistir a la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno, que han sido boicoteados por la mayoría de las potencias occidentales citando presuntas violaciones de derechos humanos en territorio chino.

Argentina y China también acordaron llevar a cabo una serie de actividades a lo largo del año para mejorar continuamente el entendimiento mutuo y la amistad entre sus pueblos y profundizar los intercambios y la cooperación a nivel local, según el comunicado.

El documento también señala que China y Argentina reiteran su continuo y firme apoyo mutuo en temas relacionados con sus respectivos intereses soberanos.

Argentina reafirmó así su adhesión al principio de una sola China, la cual -a su vez- reiteró su apoyo a la demanda argentina por el pleno ejercicio de la soberanía sobre las Islas Malvinas y su apoyo a una pronta reanudación de las negociaciones de conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas para una solución pacífica de la disputa, señaló también la declaración bilateral.

Según el comunicado, China y Argentina acuerdan continuar con una estrecha comunicación y coordinación en asuntos internacionales y salvaguardar los intereses generales de ambos países y otras naciones en desarrollo.

Argentina apoyó la Iniciativa de Desarrollo Global propuesta por China, dice el comunicado, y agregó que las dos partes enfatizan la importancia de implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en medio de la pandemia de COVID-19.

Ambos países también elogiaron la importancia del G20 como principal foro de cooperación económica internacional, y acordaron continuar fortaleciendo la coordinación en áreas de interés común como la salud, las finanzas y el comercio.

China también felicitó al presidente Fernández por el nombramiento de Argentina en la presidencia rotatoria de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y ofreció apoyar activamente al país sudamericano en el cumplimiento de sus funciones. También valoró el importante papel de Argentina en los asuntos regionales y sus esfuerzos para promover la integración regional y expandir la cooperación con otras partes del mundo.

Tras elogiar el éxito de la Tercera Reunión Ministerial del Foro China-CELAC, las dos partes se comprometen a profundizar de manera conjunta y continua las relaciones entre China y América Latina en la nueva era caracterizada por la igualdad, el beneficio mutuo, la innovación, la apertura y los beneficios tangibles para los pueblos, dijo la declaración conjunta.

Antes de salir de China, Fernández visitó una planta de Huawei y le dijo a Xi que si él hubiera sido ciudadano argentino, “sería peronista”.

Según informes de prensa, Xi sostuvo reuniones con numerosos líderes mundiales que asistieron a la ceremonia inaugural de los Juegos de Invierno, que duró alrededor de 20 minutos cada una, pero pasó más de una hora con Fernández.

Xi le dijo al líder argentino que había escuchado con interés su discurso en julio del año pasado pronunciado virtualmente en la Cumbre del Partido Comunista de China y los Partidos Políticos del Mundo.

Fernández destacó cómo el peronismo en Argentina “siempre había tratado de hacer un país más industrializado, con distribución de ingresos y con más fuerza de la clase trabajadora”, pero una y otra vez un golpe militar deshizo los avances logrados al igual que el expresidente Mauricio Macri había hecho con el préstamo del FMI durante su gobierno (2015-2019).
Fernández y su delegación partieron hacia Madrid para hacer escala en su camino a Barbados, la última cita de la gira presidencial.