MercoPress, in English

Miércoles, 17 de agosto de 2022 - 01:53 UTC

 

 

Desarrollo petrolero en Falklands depende de Navitas y sus recursos financieros

Viernes, 28 de enero de 2022 - 09:42 UTC
Sam Moody se mostró moderadamente optimista en cuanto al desarrollo del proyecto de Sea Lion tras la firma con Navitas Petroleum Sam Moody se mostró moderadamente optimista en cuanto al desarrollo del proyecto de Sea Lion tras la firma con Navitas Petroleum

Sam Moody el CEO de la petrolera Rockhopper Exploration, empresa titular de varias licencias de exploración de hidrocarburos en aguas de las Islas Falkland estuvo en las Islas la semana pasada y brindó un panorama sobre el estado de exploración petrolera en las Falklands y la situación de la empresa Rockhopper.

Moody comenzó diciendo que siempre le gusta visitar las Falklands y así lo ha estado 0haciendo regularmente desde 2005.

“Hace 17 años que vengo, me gusta mucho y tanto la cuarentena como el vuelo en el puente aéreo, bien lo merecieron”

“Rockhopper permanece totalmente comprometida en hacer todo lo posible que podamos para destrabar lo que entendemos es el desarrollo de un significativo recurso soberano de las Islas Falkland, en el proyecto de Sea Lion”

Moody se mostró moderadamente optimista en cuanto al desarrollo del proyecto de Sea Lion tras la firma con Navitas Petroleum de términos precontractuales. “Ellos tienen un historial muy bueno, sólido, probado, en destrabar proyectos que para otras personas ha sido muy difícil encontrar como financiarlos”

En vista que el financiamiento es la llave de la traba para desarrollar Sea Lion, “decidí venir a las Islas para entrevistarme con el gobierno y tratar de ver cómo podemos facilitar para que la transacción proceda”

En cuanto al progreso de las reuniones, Moody, dijo que han sido “muy productivas”

En cuanto al futuro, “asumiendo que podemos lograr que el negocio supere la línea, obviamente no estoy dando garantía alguna que en efecto podemos poner en marcha el proyecto, pero sí creo que Navitas nos brindan una buena oportunidad, como nadie antes, de poder efectivamente ponerlo en marcha”

Moody a continuación alabó el trabajo realizado por Navitas en otro proyecto reciente, el de Shenandoah en el Golfo de México.

“Por un montón de razones otras empresas se fueron de ese proyecto; se entendía que era complicado y difícil, y en los últimos nueve meses, Navitas ha logrado con éxito, en grandes números, completar mil millones de dólares de financiamiento, en Tel Aviv”

“Han logrado en el mundo real, capacidad de financiamiento probada en proyectos que son de difícil financiación”.

“La clave aquí en las Islas, es que necesitamos lograr el consentimiento del gobierno de las Falklands. Nada sucede sin ese consentimiento. El FIG tienen deberes que hacer, y corren por cuenta de ellos. Estamos esperanzados que quizá podamos hacernos de documentos definitivos durante el primer trimestre, pero no hay garantía alguna”.

Sobre los siguientes pasos para el proyecto, Moody dijo que “precisamos construir a partir de todo el trabajo que se ha hecho en el correr de los últimos diez años.

”Hay cientos de millones de dólares en resultados de pozos, perforaciones, modelos geológicos, trabajo de medio ambiente, planificación logística, ingenieril, todo lo que se ha hecho, sólo preciamos afinarlos para que se ajusten a nuestra visión del proyecto“

En cuanto a establecer un marco de tiempo sostuvo que ”es increíblemente difícil poner escalas de tiempo y etapas para saber cuánto tiempo tomará, pero no estamos hablando de reinventar la rueda. Estamos hablando de construir a partir de lo alcanzado, de afinarlo, de todo lo realizado por nosotros, por Premier y últimamente por Harbour. A la vez que encontrar formas, junto a Navitas, de destrabar este recurso, que es potencial y masivamente valioso para las Falklands“.

Para aquellos con mayor interés en lo técnico y el estado actual del plan de desarrollo, Moody explicó que ”la tecnología básica será la misma”

Se trata igualmente de una FPSO (Almacenamiento de producción flotante y nave de descarga) la cual contará con implementos en el fondo del mar, y con descarga directa offshore. “Se trata de la misma tecnología”.

Moody agregó que es muy probable que se perforen muchos menos pozos antes de lograr el primer crudo, comparado con el plan original, pero es altamente probable que el desarrollo permita un mayor numero material de barriles de petróleo,

Cuando se le preguntó respecto a la creciente discusión sobre la transición a energías renovables en el futuro inmediato, y si en ese escenario se podría hacer un aprovechamiento integro del Proyecto de Sea Lion, Moody dijo “todos sabemos que la transición a energías vedes es positivo, y va a suceder”

Empero personalmente agregó, “no creo que nadie, una persona sensata en sus cabales, pueda decir algo malo respecto a la transición, pero durante esa transición que tomará cierto tiempo, me parece que el mundo continuará a consumir grandes cantidades materiales, especialmente de crudo y de gas. Con el carbón puede ser algo distinto”.

Por tanto, “se puede desarrollar yacimientos de crudo y gas responsablemente en lugares bien regulados como en las Islas Falkland, donde adhieren a un estándar medioambiental muy elevado,---tenemos los reglamentos apropiados y la gente que sabe lo que tiene que hacer y todo lo demás--- o se pueden lavar las manos de la producción pero continuarán a consumir el producto”:

Lo que desembocaría en que todas estas moléculas de hidrocarburos sean producidas bajo regímenes donde no existen esos estándares medioambientales tan estrictos y elevados.

Donde hay menos gobernanza positiva, donde la mayoría de la población local no se beneficia adecuadamente y de manera equitativa de todos los ingresos generados.

Resumiendo, Moody dijo que si su propuesta es aceptada “vamos a seguir consumiendo grandes cantidades materiales de crudo y gas y por tanto lo racional es producir esos barriles de la forma más responsable posible”.