MercoPress, in English

Lunes, 23 de mayo de 2022 - 09:09 UTC

 

 

Científicos peruanos contradicen versión de Repsol sobre derrame de petróleo en el mar

Lunes, 24 de enero de 2022 - 10:45 UTC
Los científicos hallaron que no habría conexión entre el incidente ambiental y la erupción volcánica frente a Tonga. Los científicos hallaron que no habría conexión entre el incidente ambiental y la erupción volcánica frente a Tonga.

Un informe emitido por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) de Perú encontró que las “olas anómalas” no fueron la causa del gran derrame de petróleo frente a las costas de Ventanilla.

Luego de una inspección in situ en la Terminal Multiboyas Número 2, un documento preliminar de los expertos encontró que no había conexión entre el incidente ambiental y la erupción volcánica frente a Tonga, que ha provocado que todo el Océano Pacífico atraviese una serie de eventos, incluidas altas olas en Perú que provocaron dos muertes.

Los hallazgos contradicen así las versiones de Repsol sobre los hechos y estiman que la causa de la fuga fue un movimiento repentino del petrolero Mare Doricum. Tras estas conclusiones, los peritos del Osinergmin solicitaron a Repsol la entrega de las pruebas documentales que tuviera sobre los hechos.

“Se requirió la presentación de toda la información relevante para determinar la causa y posibles incumplimientos a la normatividad, incluyendo registros del sistema de detección de fugas, procedimiento de descarga, estado de hecho, entre otros”, indicó el Osinergmin.

La Terminal 2 es una de las cuatro que Repsol ha instalado frente a la costa de la refinería de La Pampilla. Cada Terminal Multiboyas está diseñada para la descarga de hidrocarburos de buques tanque. Cuenta con un oleoducto submarino de 4.500 metros de largo y 34 pulgadas de diámetro. Además de dos trenes de mangueras submarinas con válvulas mariposa. Cada terminal contiene 5 boyas de amarre.

Para los especialistas del Osinergmin, la ruptura de la conexión entre el buque tanque Mare Doricum y la Terminal Multiboyas N° 2 sería el motivo de la fuga de crudo. “Se plantea como hipótesis que el evento habría sido ocasionado por la rotura de las espigas de sujeción con la Terminal Multiboya N° 2, lo que habría generado un movimiento repentino de la nave, afectando así la integridad del sistema de descarga submarina”, señala el informe. Las líneas de fondeo son cuerdas que se utilizan para mover un barco maniobrándolo desde a bordo, habiendo asegurado previamente el otro extremo en algún punto.

Como consecuencia de la ruptura de las espigas de sujeción, “se presume que se ha generado una fisura en la conexión del PLEM (Pipeline End Manifold, por sus siglas en inglés) con el tren de mangueras de transferencia (de crudo), lo cual podría ser constatado mediante inspección y análisis de la falla correspondiente”, prosiguió el Osinergmin.

El PLEM submarino es una estructura metálica equipada con válvulas y tuberías que facilitan el paso de los hidrocarburos, en este caso para la recepción desde el Mare Doricum hasta la refinería La Pampilla.

Ante la gravedad de los hechos, el Osinergmin ordenó la suspensión de la descarga de hidrocarburos en el Terminal Multiboyas de la refinería La Pampilla, al tiempo que requirió a Repsol que presente toda la información relativa a la causa de la emergencia y una descripción detallada de la misma, indicando las fallas que ocasionaron el derrame así como los componentes de la infraestructura del ducto y accesorios (PLEM, mangueras de transferencia y otros) que han sido afectados en la Terminal Multiboyas 2 y su estado actual.

El Osinergmin también solicitó a Repsol que indique qué hizo para detener la fuga de petróleo, ya que la empresa de hidrocarburos el 15 de enero, a las 17:25 horas, reportó el derrame de sólo 0,16 barriles de petróleo, que habían afectado 2,5 m2 de mar, mientras actualmente se estima que serían 6.000 barriles.

Según cálculos del Organismo de Evaluación y Control Ambiental (OEFA), la fuga de petróleo ha dañado 1.186.966 m2 de mar. Mientras tanto, el Gobierno de Perú ha declarado emergencia ambiental por tres meses en el área afectada por el derrame de petróleo, que hasta el domingo se había extendido sobre 1.800.490 m2 de playa y 7.139.571 m2 de mar, mientras continuaban los trabajos de limpieza.

“Repsol es una empresa multinacional en la que la sostenibilidad medioambiental, así como la transparencia, son elementos clave de su gestión. Por ello, estaremos gustosos de brindar toda la información que requiera la comisión, previa coordinación de agenda, para poder atenderla con la debida prioridad”, escribió al Congreso Luis Vásquez Madueño de Repsol.

Según Repsol, unas 1.400 personas han estado trabajando en las zonas afectadas con voluntarios de apoyo y personal de los Ayuntamientos de Ventanilla y Ancón, mientras que cientos de personas, entre comerciantes, transportistas y pescadores, realizaron un plantón en Santa Rosa y en al frente de la compañía Repsol, exigiendo soluciones a la empresa española. Algunos de ellos tienen previsto reunirse este lunes con el presidente Pedro Castillo Terrones.

No obstante, Repsol ha anunciado que reforzará el rescate de la fauna marina con un equipo técnico de una consultora internacional, pero ha insistido en que el vertido “se produjo por un oleaje anormal tras la erupción del volcán en Tonga”. La empresa aseguró que la atención de la fauna es una de sus prioridades s y por ello anunció “el refuerzo de las labores asistenciales con la incorporación del equipo técnico de Aiuká Environmental Consulting, empresa reconocida internacionalmente en actividades de rescate de fauna marina”.

“Aiuká ya ha comenzado a actuar sobre el terreno, realizando un patrullaje junto con personal de Repsol desde Playa Cavero hasta Miramar. Del mismo modo, han realizado una visita técnica donde los profesionales se han encargado de la atención médica de los animales que han sido rescatados hasta la fecha para prestarles el apoyo necesario”, señaló Repsol en un comunicado.

Por otro lado, Repsol informó que los trabajos de limpieza en tierra y mar avanzan favorablemente. “Continúa el suministro de protección adicional y material de absorción y dispersante y los efectivos desplegados cuentan con el apoyo de 58 unidades de maquinaria pesada, 55 embarcaciones, 5 skimmers (equipos de limpieza marina), 7 tanques flotantes y 2.800 metros de barrera de contención instalados entre Cavero y Faro Chancay”, continúa el comunicado de la empresa.

Recientes estudios en la zona han encontrado aves flotando sin vida en medio de un mar negro o incapaces de moverse debido a la viscosa capa de petróleo que las cubre por completo. Además de los animales ya afectados, los científicos creen que el derrame puede causar malformaciones embrionarias, especialmente en aves, peces e incluso tortugas. El derrame también tiene el potencial de afectar la cadena alimentaria de otras especies, incluidos los humanos, según los científicos.

Tags: Derrame, Peru, Repsol.