MercoPress, in English

Martes, 24 de mayo de 2022 - 02:15 UTC

 

 

Fórmula presidencial Lula-Alckmin cada día más probable tras cena con anti-bolsonaristas

Martes, 21 de diciembre de 2021 - 09:57 UTC
El desafío que se avecina hace que las diferencias políticas del pasado sean irrelevantes, dijo Lula. El desafío que se avecina hace que las diferencias políticas del pasado sean irrelevantes, dijo Lula.

Los ex rivales políticos Luiz Inácio Lula Da Silva y Geraldo Alckmin Sunda cenaron y acordaron unir fuerzas para expulsar al actual presidente Jair Bolsonaro del Palacio Planalto en las elecciones del próximo año.

El exgobernador moderado de São Paulo y el dos veces jefe de estado juntos resultaron ser toda una imagen para los votantes brasileños. Coincidieron en que a pesar de lo que haya pasado entre ambos en el pasado, ahora es “el momento de escuchar”, mientras esperan que el Partido de los Trabajadores (PT) apruebe la posible alianza entre los ex rivales cuyas diferencias -sostienen- con cosa del pasado.

Lula destacó la necesidad de forjar una alianza con todos los que se oponen a Bolsonaro. Alckmin dio el primer paso al dimitir de su centrista Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB). “Ahora es el momento de escuchar y hablar mucho, es momento de la grandeza política y el espíritu público”, dijo Alckmin, mostrando buena sintonía con Lula, en medio de crecientes especulaciones sobre una fórmula presidencial entre el exlíder sindical y el derechista moderado.

El expresidente insistió en que aún no ha definido si será candidato. “Estoy pensando mucho, sé de mi responsabilidad”, dijo Lula, quien prometió anunciar su decisión final en marzo. “Tengo que respetar a Alckmin, se fue del PSDB, aún no se ha sumado a ningún partido. Quién dirá si podemos, si podemos unirnos o no, son mi partido y el suyo. Tenemos que ser pacientes”, dijo Lula. en un discurso de 40 minutos, durante el cual habló sobre Alckmin, a quien venció en las elecciones presidenciales de 2006.

“No importa si fuimos adversarios en el pasado. Si intercambiamos algunos golpes, si en el calor del momento dijimos lo que no deberíamos haber dicho. La magnitud del desafío que tenemos por delante nos convierte a cada uno de nosotros en un aliado”. Por eso nos hemos reunido aquí, por nuestra fe en la democracia”, dijo Lula ante unos 500 políticos del PT, PSOL, PSD o

Solidaridade, así como algunos conservadores moderados, además de acérrimos rivales de Bolsonaro como los senadores del MDB Renan Calheiros y Simone Tebet.

Categorías: Política, Brasil, Internacional.