MercoPress, in English

Viernes, 12 de agosto de 2022 - 03:12 UTC

 

 

Presidente de Perú bajo investigación por corrupción

Sábado, 18 de diciembre de 2021 - 09:38 UTC
El artículo 117 de la Constitución no prohíbe que se investigue a un presidente. El artículo 117 de la Constitución no prohíbe que se investigue a un presidente.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, vuelve a ser el centro de atención luego de que el Fiscal General dijera que su Oficina estaba investigando reportes de prensa según los cuales la empresaria Karelim López habría pagado al jefe de Estado para ayudar al consorcio Puente Tarata III a ganar la licitación de una obra.

“El Fiscal General del Estado, Daniel Soria Luján, presentó una carta a la Fiscalía General de la Nación (Zoraida Ávalos) en la que denuncia al Presidente de la República, José Pedro Castillo Terrones, por la presunta comisión de los delitos de patronazgo ilícito y tráfico de influencias”, dijo la Procuraduría General de la República en un comunicado.

Se realizaron diversas reuniones entre Castillo y López, durante las cuales el jefe de Estado presuntamente cometió los actos de corrupción por los que ahora se encuentra bajo investigación. Soria señala en su presentación una serie de hechos que lo llevan a creer en la existencia de un caso de tráfico de influencias, que actualmente está siendo investigado por la Segunda Fiscalía de la Segunda Fiscalía Corporativa Provincial en Lima.

La Fiscalía General de la Nación solicitó información sobre estas reuniones al secretario general de la Presidencia, quien informó en dos oportunidades que no tenía constancia de las mismas.

Soria también pidió a Ávalos que no suspenda la investigación una vez abierta, ya que el artículo 117 de la Constitución no prohíbe que se investigue a un presidente.

La jefa de gabinete, Mirtha Vásquez, dijo que las investigaciones no se verán obstaculizadas. “Respetamos a las instituciones que están investigando y, por supuesto, estamos dispuestos a cooperar”, explicó en rueda de prensa. Vásquez agregó que “más allá de las especulaciones” el asunto estaba “en manos de las autoridades”.

Se cree que Karelim López hizo entregas de dinero a Castillo a través del exsecretario presidencial Bruno Pacheco, según informes de prensa, y ahora buscaba ingresar a algún programa de protección para ayudar a los investigadores, pero su abogado César Nakazaki dijo que esa nunca fue su intención ya que no hubo crimen para admitir.

El 7 de este mes, una moción para destituir a Castillo no logró obtener el número de votos necesarios para dar el paso.

Pacheco ha dimitido de su cargo por su presunta implicación en otros casos de tráfico de influencias.

Categorías: Política, América Latina.