MercoPress, in English

Martes, 24 de mayo de 2022 - 00:48 UTC

 

 

Corte británica ahora dice que Assange podría ser extraditado a EE UU

Sábado, 11 de diciembre de 2021 - 09:38 UTC
La esposa de Assange dijo que el fallo del viernes fue un “grave error judicial” La esposa de Assange dijo que el fallo del viernes fue un “grave error judicial”

Un tribunal de apelaciones británico falló a favor de la extradición de Julian Assange a Estados Unidos tras entender que el fundador de WikiLeaks será tratado de manera justa mientras enfrenta cargos de espionaje por divulgar documentos clasificados.

En enero de este año, un tribunal inferior había considerado que Assange corría riesgo de suicidio si era entregado a las autoridades estadounidenses para ser juzgado por la publicación desde 2010 de unos 700.000 documentos secretos de carácter diplomático y militar, principalmente relacionados con las guerras en Afganistán e Irak.

La jueza Vanessa Baraitser había bloqueado la extradición de Assange, pero Washington apeló su fallo, argumentando en octubre que la magistrada no había aquilatado debidamente otros testimonios de expertos sobre el estado mental del detenido.

Los especialistas también aseguraron que el australiano de 50 años no será mantenido en aislamiento punitivo en una prisión de máxima seguridad, y que recibirá el tratamiento adecuado.

El tribunal superior consideró este viernes que “Estados Unidos ha entregado ahora al Reino Unido un paquete de garantías que responden a las conclusiones concretas” que preocupaban a Baraitser.

El caso ahora será reexaminado, en una fecha aún por determinar. La esposa de Assange, la abogada Stella Moris, anunció que apelarán esta nueva decisión judicial.

El caso de Assange se ha convertido en una causa paradigmática para los defensores de la libertad de expresión. WikiLeaks sostiene que tiene los mismos derechos que otros medios para publicar material secreto, si es de interés público. Pero el gobierno de Estados Unidos, que lo ha imputado de 18 cargos, incluido el de espionaje, afirma que no es un periodista sino un pirata informático y que la divulgación de documentos sin ningún filtro había puesto en peligro la vida de sus informantes.

Si es declarado culpable, Assange podría enfrentar hasta 175 años de prisión.

Tras la decisión del viernes, ahora corresponde a la ministra del Interior, Priti Patel, tomar la decisión sobre si extraditar a Assange de la prisión de Belmarsh a Estados Unidos. El caso aún puede llevarse ante el Tribunal Supremo.

Moris dijo que el fallo del viernes fue un “grave error judicial” y prometió “apelar esta decisión lo antes posible”.

Amnistía Internacional ha calificado el fallo judicial del viernes como una “parodia” porque las garantías de trato humano de Washington “no valen el papel en el que están escritas” y expresó su preocupación de que las condiciones de Assange en una prisión de Estados Unidos, si es extraditado, “podrían equivaler a tortura”.