MercoPress, in English

Martes, 7 de diciembre de 2021 - 05:11 UTC

 

 

El tipo de cambio no oficial muestra la devaluación de facto del peso argentino

Viernes, 22 de octubre de 2021 - 22:39 UTC
Siempre que aumenta la incertidumbre en Argentina, los dólares estadounidenses brindan algo de tranquilidad Siempre que aumenta la incertidumbre en Argentina, los dólares estadounidenses brindan algo de tranquilidad

El tipo de cambio no oficial (comúnmente denominado “blue”) del peso argentino frente al dólar estadounidense repitió este viernes su máximo histórico del 23 de octubre de 2020, cuando cotizó a US $ 1 = AR $ 195.

El dólar estadounidense subió AR $ 8,5 esta semana y AR $ 4 solo el viernes, algo que los mercados esperaban como resultado de la alta inflación, la incertidumbre política y económica y de las restricciones al acceso a los billetes verdes.

La brecha con la tasa oficial es ahora del 90%, todavía lejos del 150% de hace exactamente un año.

Mientras el gobierno del presidente Alberto Fernández busca desesperadamente revertir el resultado negativo en las elecciones primarias obligatorias, abiertas y simultáneas (PASO) del 12 de septiembre mediante el otorgamiento de subsidios en tantas formas como sea posible a través de la emisión constante de pesos, era natural que la tasa no oficial aumentara, reflejando así lo que se impide hacer a los mercados oficiales.

Dada la fuerte presión del Gobierno sobre todo lo que se canalice oficialmente a través de bancos e instituciones, es lógico que la gente recurra a alternativas “paralelas” hasta que el Banco Central finalmente acepte la realidad y reconozca que ha habido una devaluación debido a la expansión monetaria anunciada por el Gobierno.

Durante septiembre, el dólar blue subió AR $ 4,50 (+ 2,5%), luego de tocar un mínimo de AR $ 139 a principios de abril. El 23 de octubre de 2020, la tasa era la misma que la del viernes, aunque con una brecha del 150% con respecto a las cifras oficiales.

Mientras que el dólar “blue” captó toda la atención el viernes, el dólar denominado contado con líquido (CCL) alcanzó los AR $ 200. Es una forma legal de sacar dólares del país, por lo que también se le conoce como un dólar “cable”. Para negociar en CCL es necesario operar con un activo que cotice tanto en Argentina como en el mercado internacional, como bonos o acciones.

El CCL “libre” comenzó a agregar nueva presión después de que el Banco Central (BCRA) anunciara el 5 de octubre una nueva serie de restricciones que incluyen límites a los montos a negociar.

Sin embargo, la mayor parte de la devaluación de facto se debe a que el Gobierno imprimió pesos para financiar el 95% de su déficit entre septiembre y diciembre.

Los operadores también buscan garantías antes de las elecciones legislativas del 14 de noviembre y los precios de muchos artículos han subido (incluso en pesos) solo por esa razón.

Con un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) aún por concretarse y otras variables en juego, la incertidumbre solo puede crecer y eso terminará impactando en el tipo de cambio. Los depósitos bancarios, sin importar cuán altas y atractivas sean las tasas, no son una opción para los momentos en que el efectivo es dos veces más valioso.

Los analistas tampoco se mostraron muy optimistas en un marco donde el Presupuesto 2022 prevé dese ahora un déficit primario del 3,3% del PIB del país.

 

Categorías: Economía, Política, Argentina.