MercoPress, in English

Martes, 7 de diciembre de 2021 - 06:43 UTC

 

 

CIDH declara culpable a Colombia por lo ocurrido a una reportera

Martes, 19 de octubre de 2021 - 09:40 UTC
El estado de Colombia había descuidado la seguridad de Bedoya El estado de Colombia había descuidado la seguridad de Bedoya

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha anunciado que acatará el fallo de la CIDH contra su país en el caso Jineth Bedoya en el que la Corte también ordenó la creación de un centro para mujeres víctimas de violencia sexual.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) falló a favor de la actual subdirectora del diario El Tiempo, 21 años después de que fuera agredida sexualmente en un penal de Bogotá.

La Corte consideró responsable al Estado colombiano no sólo por el ataque que sufrió Bedoya dentro del penal el 25 de mayo de 2000, sino por el posterior secuestro en el que fue agredida sexual, física y verbalmente por paramilitares.

“La Corte Interamericana declaró la responsabilidad internacional del Estado por la violación de los derechos a la integridad personal, honor y dignidad, libertad de pensamiento y expresión y garantías judiciales en perjuicio de la periodista por la falta de investigaciones sobre el amenazas que recibió antes y después de los hechos señalados del 25 de mayo de 2000”, se lee en el resumen de la sentencia publicado este lunes.

Ante la decisión de la CIDH, el presidente Iván Duque anunció desde su cuenta de Twitter que acataría la sentencia. “Como presidente de Colombia, siempre condenaré cualquier acto violento contra mujeres y periodistas. El caso de Jineth Bedoya nunca podrá repetirse. Esta sentencia debe servir de guía en las acciones a implementar para evitar que vuelva a suceder algo similar”, dijo Duque.

También acogió con satisfacción la orden de la Corte de crear un centro de memoria y dignidad para las mujeres víctimas de violencia sexual en el contexto de los conflictos armados y el periodismo de investigación.

La lucha de Bedoya en tribunales internacionales está relacionada con dos ataques a su integridad física y psíquica que sufrió en su trabajo como periodista. El primero, el 25 de mayo de 2000, fue realizado por paramilitares con la intención de detener su cobertura de la situación de violencia en el penal La Modelo, donde se habían documentado casos de desmembramiento y desapariciones y Bedoya, quien en ese momento trabajaba para el diario El Espectador, fue a investigar.

El segundo caso ocurrió en 2005, cuando ya trabajaba para El Tiempo. La periodista fue detenida por un grupo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que la liberó luego de presiones del periódico y de la sociedad civil.

Ambas situaciones ocurrieron a pesar de que Bedoya había solicitado protección al Estado por amenazas en su contra. La respuesta que recibió fue que “no estaba en riesgo y no podía recibir un esquema de seguridad”.

Teniendo esto en cuenta y las demás pruebas aportadas por la periodista, la Corte Interamericana tomó la decisión por unanimidad.

Además de responsabilizar al Estado colombiano por lo ocurrido a Bedoya en 2000, los jueces declararon la “violación del derecho a la integridad personal, honor y dignidad, garantías judiciales y protección judicial” en perjuicio de Luz Nelly Lima, madre de Bedoya.

Categorías: Política, América Latina.