MercoPress, in English

Martes, 7 de diciembre de 2021 - 05:55 UTC

 

 

Cancilleres de Brasil y Uruguay se mantienen callados tras encuentro en Montevideo: se disparan los rumores

Lunes, 18 de octubre de 2021 - 23:40 UTC
Bustillo y França no hicieron comentarios en lo que parecía una situación de calma antes de la tormenta Bustillo y França no hicieron comentarios en lo que parecía una situación de calma antes de la tormenta

El silencio prevaleció este lunes en Montevideo tras la reunión entre el canciller de Uruguay, Francisco Bustillo, y su homólogo brasileño Carlos França, en la que presumiblemente se trataron temas bilaterales, y en particular una posible reducción del 10% de los aranceles externos comunes (AEC) entre los miembros del Mercosur.

Tras el encuentro, ninguno de los funcionarios estuvo disponible para la prensa, lo que generó todo tipo de rumores de que en breve se podrían realizar grandes anuncios.

Bustillo había comparecido la semana pasada ante la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara Baja para compartir detalles de las negociaciones en curso con China para un Tratado de Libre Comercio (TLC), aunque no se tomaron minutas durante ese encuentro, debido a la naturaleza de “lo que fue discutido“, explicó más tarde el diputado Juan Martín Rodríguez, según el diario El País de Montevideo, que también citó a un congresista opositor del Frente Amplio que explicó que había sido Bustillo quien había pedido confidencialidad.

En este escenario, se cree que el posible acuerdo de Uruguay con China encabezó la agenda del lunes entre los dos cancilleres, a pesar de todo el secretismo que lo rodea.

Bustillo se había reunido con el canciller argentino Santiago Cafiero a principios de este mes en Buenos Aires. Cafiero había explicado que el encuentro se concibió como un paso hacia el relanzamiento de la política de comercio exterior de su país después de las recientes controversias con los socios del Mercosur.

Cafiero y Bustillo se reunirán dos veces antes de fines de 2021, en noviembre y diciembre, para avanzar en las negociaciones comerciales, pero también en la reapertura de las fronteras internacionales en un contexto post COVID-19.

Brasil y Argentina ya acordaron una reducción del 10% en los AEC a principios de este mes cuando França y Cafiero se reunieron en Brasilia y desde entonces quedaba en cabeza de Paraguay y Uruguay ratificar el acuerdo. Tanto Argentina como Uruguay vienen exigiendo modificaciones en la dinámica y funcionamiento del Mercosur. El gobierno de Alberto Fernández reclamó la reducción parcial del AEComún, mientras que Uruguay insiste en la “flexibilidad” para que los países miembros puedan negociar unilateralmente con otras naciones o bloques comerciales.

La semana pasada, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, ratificó la postura de su país: ”Lo que hemos dicho más de una vez en reuniones bilaterales o del Mercosur es que al mismo tiempo que se baja el arancel externo común, se debe flexibilizar el bloque”, dijo.