MercoPress, in English

Miércoles, 20 de octubre de 2021 - 09:51 UTC

 

 

Salen a luz diferencias entre gobierno de Falklands y empresas locales sobre cambios en políticas de pesca

Viernes, 1 de octubre de 2021 - 09:28 UTC
El CEO de Fortuna James Wallace criticó el momento en que se anunció una serie de aumentos para la temporada de captura del calamar Illex  El CEO de Fortuna James Wallace criticó el momento en que se anunció una serie de aumentos para la temporada de captura del calamar Illex

Estalló en las Islas Falklands el desencanto de las empresas pesqueras con las últimas medidas aprobadas por el gobierno en materia de licencias y valores. En efecto en la última edición del semanario Penguin News, el CEO de Fortuna Ltd. y una de las empresas líder de las Islas, James Wallace criticó las últimas medidas incluyendo un aumento del 10% en las licencias para la captura del calamar Illex.

El gobierno de las Falklands asimismo ha ampliado el número de solicitantes para licencias en 2022, ha incrementado en 10% las tasas de trasbordo, y también aplicará un cargo fijo por solicitud de £1,000.

El miembro informante del Consejo Ejecutivo de las Islas, el legislador MLA Roger Spink escribió en su momento que “las mejoras introducidas a todo el proceso y criterios, fueron hechos de forma tanto de estimular la competencia como de elevar los estándares de seguridad en barcos y de la prácticas empresariales”.

Wallace empero sugirió que su empresa se podría ver negativamente afectada, y que se podrían comprometer los estándares de seguridad. Comentó que los titulares de barcos de pesca se sienten frustrados por el momento elegido para anunciar el incremento en el costo de las licencias de captura además de los otros aumentos anunciados.

“Las capturas en 2021 fueron buenas pero en las cinco temporadas previas fueron pobres. Los dueños de barcos han invertido mucho, igualmente durante ese período, en materia de mejoras de seguridad referidas a la introducción de inspecciones por parte de autoridades de Puerto.

”La pandemia global continúa a limitar mercados y el comercio en general, y hay un incremento general de costos como de los desafíos para contratar tripulaciones. Creemos que al incrementar las licencias, e introduciendo nuevos costos de licencias mandan el mensaje equivocado a los socios extranjeros quienes han participado por años fielmente en una pesquería muy variable en el tiempo, y han logrado finalmente un buen año después de cinco consecutivos mediocres“

”Los dueños de barcos extranjeros que invierten en sus activos para hacer frente a estándares que muchas veces no les son familiares, depositan una gran confianza en la forma en que nosotros manejamos nuestros asuntos. Abiertamente alentando a sus socios de las Falklands de sacarse el negocio entre ellos, ampliando facilidades para las solicitudes, no se traduce en un buen mensaje y según nuestro punto de vista, arriesga erosionar el progreso en materia de seguridades que todos hemos hecho hasta el momento“

Wallace también comentó sobre la reciente demanda de Fortuna al gobierno de las Islas en cuanto a la adjudicación de licencias en el 2021. El resultado fue una orden de entendimiento requiriendo una consulta clara en materia de política de adjudicación de licencias en general y de su evaluación. Cumpliendo con la orden judicial el gobierno de las Islas programó una reunión con Fortuna el pasado 10 de setiembre. Y ”nuestra decisión de solicitar una revisión judicial del proceso de adjudicación de licencias para captura del calamar Illex no fue tomado por el gobierno con liviandad“ admitió Wallace.

”Estamos confiados que una revisión exitosa del acuerdo alcanzado ayudará a mejorar la transparencia del proceso en el futuro y asegure que los socios locales y dueños de pesqueros reciben el reconocimiento que se merecen por sus logros y años de compromiso con las Falklands“

Empero el documento aprobado por el Consejo Ejecutivo argumentó que ”a pesar de los desafíos de la pandemia global y los precios más bajos de mercado cuando se los compara con 2019 y 2020, el significativo aumento en el volumen de las capturas, casi tres veces más, debería con seguridad permitir acomodarse al incremento moderado (de las licencias)“, agregando a su vez que ”descuentos en el entorno del 13% también es muy probable se apliquen a todos los solicitantes“

Para la temporada 2021, se adjudicaron licencias de captura a 105 poteros y un arrastrero, elegidos entre 128 poteros y un arrastrero. El informe detalla que ”los números se redujeron de 125 a 105 luego de una serie capturas pobres, y con el objetivo inicialmente determinado por el número de solicitantes en lugar de cualquier política clara del gobierno de las Islas al respecto, si bien esto fuera ajustado correspondientemente más adelante“.

La industria pesquera de las Islas ha solicitado que los números de la nueva política sean reconsiderados. Pero el gobierno ha negado la solicitud argumentando que, ”hasta tanto no haya información robusta que pueda demostrar un caso muy claro para incrementar el número de licencias, el principio precautorio será continuado y el número de licencias permanecerá tal cual está“

El informe también argumenta que ello va en línea con la salud y seguridad de las tripulaciones, resaltando dos casos de hombres a bordo en los cuales la nave en cuestión no contactó a la Oficina de Control por más de doce horas.

”Esto fue particularmente estresante cuando en uno de dichos incidentes, el A400 estaba en los hechos a no más de quince minutos de navegación del lugar del incidente“ El informe también hace referencia a recientes revelaciones hechas por el Forense de la Corte.

”Tuvimos dos muertes relacionadas al bienestar de la tripulación que han sido investigados por el forense, y la causa de la muerte resultó ser Tuberculosis y queda claro en dicho informe, junto a la evidencia suministrada por CMO, que estas muertes podían muy bien haber sido fácilmente evitables. Acciones han sido tomadas tanto por el gobierno de las Islas como los socios locales involucrados en los incidentes para desplegar un sistema de alarma temprano para asuntos médicos relativos a las tripulaciones de los pesqueros. (PN).