MercoPress, in English

Sábado, 24 de setiembre de 2022 - 21:50 UTC

 

 

Moneda peruana se desploma tras amenaza de nacionalización del primer ministro contra proveedora de gas

Martes, 28 de setiembre de 2021 - 09:36 UTC
Bellido entregó una carta a la empresa argentina Pluspetrol exigiendo que se renegocie el precio del gas Bellido entregó una carta a la empresa argentina Pluspetrol exigiendo que se renegocie el precio del gas

El sol peruano cayó abruptamente este lunes frente al dólar estadounidense en los mercados de Lima tras las declaraciones del domingo del primer ministro Guido Bellido, quien amenazó con que el nuevo gobierno podría estatizar la provisión de gas, hoy a cargo de la multinacional Camisea.

Bellido había advertido que podía nacionalizar la firma en caso de que los propietarios privados a cargo de la explotación no estuvieran dispuestos a revisar los contratos a favor del Estado.

La moneda estadounidense inició el lunes con trayectoria ascendente y alcanzó un pico máximo de 4.127 soles. Al cierre de las operaciones cerró en 4.123 soles, precio récord del dólar en Perú, según datos del Banco Central de Reserva (BCRP).

Las palabras de Bellido contrastaron con las del presidente peruano Pedro Castillo, quien había asegurado apenas cinco días antes en su discurso ante las Naciones Unidas que bajo su mandato no habría expropiaciones.

Para frenar el avance de la moneda estadounidense, el BCRP salió a vender 183 millones de dólares al cierre de la jornada, a un tipo de cambio promedio de 4,126 soles por dólar. En lo que va del año, el dólar ya acumula un alza del 13,93%, tras cerrar el año pasado en 3.619 soles.

Unas horas después del polémico mensaje de Bellido, el presidente Castillo reafirmó que su gobierno está comprometido con llevar gas asequible a todos los peruanos e insistió en que cualquier negociación se llevará a cabo con irrestricto respeto al estado de derecho y velando por los intereses nacionales.

Actualmente, la Constitución peruana no contempla la posibilidad de nacionalización. Y el partido socialista Perú Libre no tiene suficientes votos en el Parlamento para reformar la Carta Magna, vigente desde 1993.

Pero Bellido fue visto este lunes en la sede limeña de la empresa argentina Pluspetrol, socio mayoritario del consorcio Camisea, para entregar una carta en la que instaba formalmente a la empresa a negociar el incremento de las ganancias a favor del Estado.

En tanto, el ministro de Energía y Minas, Iván Merino, insistió ante la Comisión de Presupuesto del Parlamento que era necesaria una renegociación. Dijo que los hidrocarburos y la minería deberían pagar más impuestos, ya que representan el 21% de la recaudación tributaria del país, cuando generan más del 60% de las exportaciones.

Pluspetrol opera el campo de gas natural de Camisea, ubicado en el sureste de la Amazonía, desde 2004.

“Hacemos un llamado al operador y comercializador de gas Camisea para que renegocie el reparto de utilidades a favor del Estado. De lo contrario, optaremos por la recuperación o nacionalización de nuestro campo”, había dicho Bellido en su cuenta de Twitter el domingo.

“Necesitamos tener gas en el país que sea accesible para los que menos tienen. Hoy tenemos acceso a costos internacionales”, agregó.

Bellido luego reformuló sus declaraciones y enfatizó que el gobierno se enfocaría en un diálogo intenso con la multinacional.

Merino dijo este lunes en una reunión virtual con congresistas de la comisión de presupuesto, que “están maduras las condiciones” para una renegociación de las ganancias que el consorcio Camisea otorga al Estado.

Según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, la capacidad de producción de gas de Camisea es de aproximadamente 1,600 millones de pies cúbicos por día. De estos, 600 se exportan, otros 600 se destinan al consumo local y 400 tienen que ser reinyectados a los campos por falta de demanda.

Camisea es el campo de gas más importante del Perú y está ubicado en la parte amazónica de la región sureste de Cusco. El consorcio integrado por la argentina Pluspetrol, la estadounidense Hunt Oil, la Surcoerana SK Innovation, la argentina Tecpetrol, la española Repsol y la argelina Sonatrach, produce gas natural y condensado de los Bloques 88 y 56.

Camisea aporta más del 40% de la energía en todo el país. Produce el 92% del gas natural de Perú, que permite generar más del 40% de la electricidad consumida a nivel nacional.