MercoPress, in English

Lunes, 20 de mayo de 2024 - 08:20 UTC

 

 

Gobierno británico ofrecerá 10.500 visas temporarias debido a escasez de trabajadores

Lunes, 27 de setiembre de 2021 - 09:39 UTC
La cadena de suministro se ha visto gravemente afectada por la falta de conductores capacitados La cadena de suministro se ha visto gravemente afectada por la falta de conductores capacitados

El gobierno del Primer Ministro británico Boris Johnson anunció este sábado que ofrecería 10.500 visas temporales ante la ausencia de una fuerza laboral extranjera que se vio obligada a abandonar el país después tras su separación de la Unión Europea, además de las restricciones de viaje derivadas de la pandemia de COVID-19.

Los permisos de trabajo provisionales que van de octubre a diciembre están destinados principalmente a camioneros y trabajadores de la industria avícola. La falta de conductores ha obligado a cerrar gasolineras por la imposibilidad de llevar combustible a los surtidores. McDonald's se quedó sin batidos y bebidas embotelladas el mes pasado, KFC se vio obligado a eliminar algunos artículos de su menú, mientras que Nando's cerró temporalmente docenas de puntos de venta debido a la falta de pollo. Los supermercados también están sintiendo el impacto; el grupo de alimentos congelados Islandia y el gigante minorista Tesco han advertido sobre la escasez de productos navideños.

El presidente de la Cámara de Comercio Británica, Ruby McGregor-Smith, dijo que la medida anunciada por el Ejecutivo “no es suficiente para resolver la magnitud del problema” y la comparó con “arrojar un dedal de agua a una hoguera”.

La RHA ha estado advirtiendo que se necesitan alrededor de 100.000 conductores adicionales en el Reino Unido, una crisis que también ha afectado a los supermercados y la hostelería, entre otras áreas.

En las últimas semanas, el Gobierno británico ha instado a las empresas con escasez de mano de obra a redoblar sus esfuerzos para contratar empleados británicos, aunque las empresas advierten que para atraer trabajadores locales es necesario subir los salarios, lo que a su vez afectaría los precios al consumidor.

El Ejecutivo dijo en un comunicado que la prórroga de la concesión de visas se llevará a cabo hasta Navidad, con el fin de “reducir las presiones en la cadena de suministro en la industria alimentaria y del transporte en circunstancias excepcionales”.

“Solo los supermercados estiman que necesitan al menos 15.000 conductores para que sus empresas puedan operar a pleno rendimiento a las puertas de la Navidad”, dijo Andrew Opie, director de Alimentación y Sostenibilidad de la patronal, en un comunicado.

La decisión de expandir el esquema de visas de trabajadores es un giro en U de parte de Johnson, cuyo gobierno había insistido en que debía terminar la dependencia de Gran Bretaña de la mano de obra extranjera.

“Las industrias [locales] también deben hacer su parte para que las condiciones laborales continúen mejorando y los aumentos salariales merecidos continúen manteniéndose para que las empresas contraten nuevos conductores”, explicó el secretario de Transporte, Grant Shapps.

Las nuevas medidas se centrarán en expandir rápidamente el número de conductores nacionales e incluirán el despliegue de examinadores de conducción del Ministerio de Defensa para ayudar a proporcionar miles de pruebas adicionales durante las próximas 12 semanas. Mientras tanto, el Ministerio de Educación y las agencias asociadas gastarán millones de libras en capacitar a 4.000 personas para que se conviertan en conductores de vehículos pesados, creando nuevos llamados “campos de entrenamiento de habilidades” para acelerar el proceso.

Johnson ha estado bajo una creciente presión luego de que la pandemia y el Brexit se combinaran para empeorar la escasez de transportistas, a lo que se agregó la escalada de los precios de la energía. Hasta ahora, el gobierno se ha resistido a los pedidos de involucrar soldados en la entregar directa de gasolina.

Categorías: Economía, Internacional.