MercoPress, in English

Sábado, 4 de diciembre de 2021 - 14:20 UTC

 

 

Presidente argentino insiste en los derechos de su país sobre las Malvinas ante la ONU

Jueves, 23 de setiembre de 2021 - 10:39 UTC
Fernández denunció colonialismo por parte del Reino Unido Fernández denunció colonialismo por parte del Reino Unido

El presidente argentino Alberto Fernández habló ante la 76 Asamblea General de Naciones Unidas sobre Fernández acerca de los “legítimos e imprescriptibles derechos de soberanía“ de su país, sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes que forman parte del territorio nacional argentino.”

En su mensaje grabado, Fernández también señaló que “estos territorios llevan más de 188 años ocupados ilegalmente por el Reino Unido“ y sostuvo que ”no hay otra razón que la intención del Reino Unido de mantener la manifiesta e ilegítima situación colonial para que no se reanude ahora mismo el diálogo bilateral sobre el tema de Malvinas.”

Fernández también mencionó una deuda externa “tóxica e irresponsable” legada a su administración por la del expresidente Mauricio Macri, situación que calificó de “deudicidio”.

Fernández estaba hablando al mundo, pero obviamente enviando un mensaje a su electorado con miras a los comicios legislativos del 14 de noviembre venidero, luego de que su partido perdiera ante Juntos por el Cambio (JxC) de Macri en la mayoría de los distritos en las Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) el pasado 12 de septiembre.

El jefe de Estado argentino también habló ante la ONU sobre una “reconfiguración de la arquitectura financiera global”, no solo para su país sino sobre la situación en toda América Latina.

“El riesgo de una debacle generalizada de la deuda externa está latente en los países en desarrollo”, dijo Fernández. “América Latina y el Caribe destinan el 57 por ciento de sus exportaciones al pago de servicios de deuda externa”, agregó.

El mandatario argentino también planteó la necesidad de establecer “un marco multilateral para la reestructuración de la deuda”, particularmente en el caso de “un país que ha sido sometido a una deuda tóxica e irresponsable con el Fondo Monetario Internacional”.

“Los recursos aprobados por el Fondo Monetario Internacional a Argentina en esta deuda insostenible fueron 57 mil millones de dólares, el equivalente a todo lo que desembolsó la organización en el año de la pandemia a 85 países del mundo”, prosiguió Fernández.

“No hay ningún fundamento técnico, ninguna lógica ética o sensibilidad política que pueda justificar tal aberración. Lo más importante es que gran parte de los recursos que se entregaron a la Argentina han sido fugados del país por una apertura irresponsable de cuentas de capital”, añadió.

Fernández también calificó las recientes asignaciones del FMI como “insuficientes” e insistió en la extensión de la Iniciativa para la Suspensión del Servicio de la Deuda patrocinada por el G20, “porque no aborda de manera integral el tema del alivio de la deuda y la reestructuración de la deuda insostenible”.

El mandatario argentino también destacó que “las vacunas contra COVID-19 deben ser bienes públicos globales”, y agregó que su país “acoge con agrado la propuesta de patentes, en el marco de la Organización Mundial del Comercio, con el fin de contribuir a promover la producción, competencia y desarrollo local de vacunas ”.

Fernández insistió en “combinar el cambio tecnológico exponencial y la degradación ambiental terminal con una visión de desarrollo humano, integral y justicia social planetaria”.

“Es solidaridad o extinción”, dijo con respecto a la pandemia de COVID-19, la inequidad global y el cambio climático, todas cosas que van “de la mano con el cuidado de nuestra casa común que es el planeta”.

Fernández luego mencionó la investigación sobre el atentado en 1994 contra una institución judía en Buenos Aires. “Continúa la política iniciada en este ámbito en 2003 de exigir a las autoridades de la República Islámica de Irán la cooperación con las autoridades judiciales argentinas”, subrayó.

El mandatario también repasó algunos de los logros de su Gobierno en materia de derechos de las mujeres, la diversidad, las personas LGBTIQ + y otros colectivos, que requieren “un nuevo comienzo a favor de sociedades más justas, inclusivas e igualitarias”.