MercoPress, in English

Domingo, 19 de setiembre de 2021 - 17:38 UTC

 

 

Tercera dosis de Pfizer viene llegando a nivel mundial a medida que avanza la variante Delta

Viernes, 30 de julio de 2021 - 09:48 UTC
 Pérez Sartori explicó que la prioridad del Ministerio de Salud sigue siendo brindar a todos un tratamiento completo Pérez Sartori explicó que la prioridad del Ministerio de Salud sigue siendo brindar a todos un tratamiento completo

El Gobierno de Israel se ha convertido en el primero del mundo en decidir sobre el uso de una tercera dosis de la vacuna anticoronavirus de Pfizer, una medida que es probable que otros países sigan en breve.

La vacunación está prevista para el próximo domingo y será voluntaria para las personas mayores de 60 años que ya hayan sido inmunizadas con dos dosis hace al menos cinco meses.

El primer ministro Naftali Bennett anunció que había consultado con expertos en Israel y en el extranjero y le habían confirmado que la eficacia de las dos primeras dosis disminuye gradualmente y que se necesitaría un “refuerzo”.

Un estudio internacional publicado el jueves especificó que la protección de Pfizer cae del 96,2% al 83,7% en seis meses. La eficacia de la vacuna, señaló el estudio publicado en el sitio web MedRxiv, alcanza su punto máximo durante el intervalo de 7 días a 2 meses después de la segunda dosis, disminuyendo gradualmente al 83,7% de 4 a 6 meses. con una disminución promedio del 6% cada 2 meses.

“Estas vacunas - dijo el primer ministro israelí - son seguras y estarán disponibles en unos días”. “El primero en recibir la tercera dosis será el presidente Isaac Herzog. Yo mismo llevaré a mi madre a recibir la tercera dosis”, continuó Bennett.

Un portavoz de la Comisión Europea también ha admitido “que será necesario un refuerzo de la vacuna y por eso estamos preparando, por ejemplo, la celebración de un tercer acuerdo con Biontech / Pfizer por 1.800 millones de dosis que serán necesarias para una tercera dosis, o para combatir variantes, o si será necesario vacunar a otros grupos como niños y jóvenes”. La fuente de la CE citada por ANSA añadió que “para estar preparados también hemos optado por otros 150 millones de dosis de Moderna.

En Israel, el Pasaporte Sanitario entró en vigor para personas vacunadas, para aquellos que se han recuperado del covid y para quienes tienen una prueba negativa de no más de 72 horas para participar en eventos bajo techo con multitudes de más de 100. El pase también se requiere a mayores de 12 años que ingresen a cafés, restaurantes u otros establecimientos públicos cubiertos.

Pfizer dijo el miércoles a través del sitio web de la compañía que una tercera dosis de su vacuna contra el coronavirus puede aumentar la neutralización de la variante Delta 100 veces y anunció que pediría a la FDA que apruebe este refuerzo en los Estados Unidos en breve.

A través de un documento difundido este miércoles, Pfizer aseguró que una tercera dosis permitiría estimular “fuertemente” la respuesta inmune. Incluso estimaron que la variante Delta podría evidenciar un aumento de casi 100 veces luego de este refuerzo y anticiparon que solicitarían una autorización de emergencia, en agosto, ante la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para esta nueva inoculación.

En los documentos presentados durante la “Teleconferencia de resultados del segundo trimestre de 2021” que se realiza ante los accionistas, la farmacéutica anticipó cuáles serán sus próximos pasos en el marco de la pandemia y realizó un trabajo especial en la variante Delta, que ha ya ha sido “secuenciado en el 83% de los casos detectados en los Estados Unidos”.

Pfizer afirma que tras una tercera dosis en relación a la segunda la inmunidad había crecido cinco veces para las personas de entre 18 y 55 años y de 11 veces para las de entre 65 y 85 años. Por ello, aseguraron que el “potencial estimado sería un aumento de hasta 100 veces en la neutralización” de esta mutación con la aplicación del “refuerzo”.

Pfizer señaló que se había desarrollado un lote específico con una formulación destinada a la variante Delta y cuyos estudios clínicos comenzarían en agosto.

Aunque el laboratorio reconoció que dependería de las entidades reguladoras definir quién recibió la dosis de refuerzo, “es probable que primero se centre en los adultos mayores inmunosuprimidos” y luego en las personas “mayores de 60 años”.

“Los datos iniciales muestran que la dosis de refuerzo de la vacuna actual (más de seis meses después de la segunda inmunización con BNT162b2) tiene un perfil de tolerabilidad y permite títulos de neutralización frente al SARS-CoV-2 entre cinco y ocho veces superiores para la cepa original y entre 15 y 21 para la variante Beta (sudafricana)”, destaca el documento de Pfizer.

Además, la empresa publicó un preprint (documento que aún no ha sido avalado por pares), donde informó los resultados preliminares de los estudios realizados a los seis meses, indicando que la vacuna “sigue siendo segura y bien tolerada”, ya que “pocos participantes tuvieron eventos adversos”.

En cuanto a la eficacia de la vacuna, el estudio destaca que, seis meses después de la inoculación, existe un 91% de protección y un 97% de protección frente a enfermedades graves. “A pesar de una tendencia a la disminución gradual en la eficacia de la vacuna, BNT162b2 tuvo un perfil de seguridad favorable y fue muy eficaz en la prevención de COVID-19”, concluye el estudio.

Mientras tanto, las autoridades sanitarias uruguayas ya avalaron una dosis de refuerzo de Pfizer para quienes hayan recibido la vacuna Sinovac en el esquema primario. La inyección adicional estará disponible al menos 90 días después de recibir la segunda dosis de Sinovac.

La jefa de la Unidad de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, Graciela Pérez Sartori, explicó que la tercera inyección era necesaria dado el descenso normal de anticuerpos luego del pico inicial. “El pico es mayor con la vacuna Pfizer que con la vacuna Sinovac y eso disminuirá gradualmente con el tiempo de forma natural hasta 250 días, que es normal que suceda”.

También argumentó que ante la llegada de las variantes preocupantes como Delta, es necesaria una mayor cantidad de anticuerpos para hacer un frente más sólido contra ellos. “Aunque no hay transmisión comunitaria, es algo preocupante y con estas variantes lo que hay es una mayor transmisibilidad, pero a su vez es necesario un mayor título de anticuerpos”, dijo.

La experta dijo que Uruguay se encuentra en una “situación óptima” en comparación con otros países, porque cuando estas variantes han ingresado a otros lugares, hay un aumento de casos y que el país tiene una “ventana de oportunidad” para reforzar su respuesta al virus a través de vacunas.

Explicó que el plazo de 90 días que se determinó se debe a que es el inicio del declive de anticuerpos que brinda la vacuna Sinovac, lo que brinda el momento oportuno para administrar la nueva dosis.

Recordó que el temario se dará de la misma forma que en el esquema inicial y de forma escalonada según la fecha en la que se vacunó originalmente a las personas, a excepción de los pacientes que se encuentran en diálisis, que son vacunados en su centro de tratamiento.

No obstante, la funcionaria destacó que la prioridad del ministerio sigue siendo la gente que aún no ha completado el calendario de vacunación.