MercoPress, in English

Viernes, 3 de diciembre de 2021 - 19:19 UTC

 

 

Oposición uruguaya solicita referéndum contra paquete de leyes relámpago de Lacalle Pou

Jueves, 8 de julio de 2021 - 10:09 UTC
La LUC fue aprobada mediante expediente de emergencia debido a la pandemia de covid La LUC fue aprobada mediante expediente de emergencia debido a la pandemia de covid
El paquete de 501 leyes que sentaba las bases del gobierno de Luis Lacalle Pou salió del Parlamento con 476 con cambios en el medio, sobre todo en seguridad. El paquete de 501 leyes que sentaba las bases del gobierno de Luis Lacalle Pou salió del Parlamento con 476 con cambios en el medio, sobre todo en seguridad.

Políticos de la oposición uruguaya presentaron este miércoles una petición para la derogación parcial de la Ley de Consideración Urgente (LUC) del gobierno.

La solicitud se presentó dentro del plazo legal y, según los informes, fue respaldada por más ciudadanos que el número mínimo exigido por la Constitución.

La denominada Comisión Pro-referéndum entregó el documento a la Corte Electoral de Uruguay para convocar a una consulta ciudadana sobre 135 de los 500 artículos de la LUC.

Decenas de organizaciones sociales consideran que estas disposiciones están desactualizadas y reflejan un programa de restauración conservador, neoliberal, represivo y antiobrero.

También se oponen a la LUC porque eludió el debate democrático bajo la excusa de condiciones sanitarias restrictivas debido a la pandemia del Covid-19.

El paquete de 501 leyes que sentaba las bases del gobierno de Luis Lacalle Pou salió del parlamento con 476. En el medio hubo muchos cambios: Los más relevantes durante los 76 días de tratamiento ocurrieron en el Senado, sobre todo en el capítulo de seguridad y en leyes polémicas que liberaban la importación de combustibles y el uso de infraestructura de empresas estatales como la telefónica Antel por parte de empresas privadas.

Sin poder manifestarse en masa, los líderes de la oposición peregrinaron casa por casa pidiendo a la gente sus firmas para presentar la petición de referéndum.

El Frente Amplio y las demás fuerzas involucradas esperan que con este ejercicio cívico se abra el debate democrático sobre una legislación referida a la economía, las empresas, el trabajo, la vivienda, la seguridad e incluso a una reforma educativa.

Cuando se requirieren unas 675.000 firmas, los organizadores afirmaron haber reunido más de 700.000 pero iban a pasar la noche (madrugada del jueves) en la esquina de la Corte Electoral de Montevideo por si alguien más deseaba sumarse a sus esfuerzos.

“Ha sido una hazaña, una hazaña democrática impresionante, en un marco de gran respeto y participación, tanto de los que firmaron como de los que no firmaron. Si bien se desarrolló con enormes dificultades, en medio de una pandemia, en periodos en los que apenas había movilidad en la calle, y en un principio todos los analistas decían que era una quimera, es un objetivo que en este momento se está concretando”, dijo el líder opositor Marcelo Abdala.

La líder feminista Soledad González insistió en que cuantas más firmas mejor. “Si llegamos a 700.000 es una buena cifra, pero si presentas 710.000 es más seguro para que el referéndum sea inevitable”.

Se requiere una adhesión total del 25% (o aproximadamente 675.000 personas) del censo electoral para que la Corte Electoral convoque al referéndum.

Se espera que los promotores de la convocatoria popular anuncien este jueves por la tarde vía streaming el número total de firmas recogidas hasta ese momento y luego se dirijan al Tribunal Electoral para entregar la petición alrededor de las 17 horas.

Categorías: Política, Uruguay.