MercoPress, in English

Viernes, 20 de mayo de 2022 - 10:40 UTC

 

 

La inflación de Uruguay proyectada en 6,8% interanual se ajusta a la meta del gobierno

Jueves, 6 de mayo de 2021 - 09:48 UTC
Analistas consultados por el BCU prevén inflación de Uruguay en 6% para fines de 2023 Analistas consultados por el BCU prevén inflación de Uruguay en 6% para fines de 2023

Uruguay ha logrado mantener la inflación en 6,8%, lo que la ubica dentro del rango meta del gobierno por primera vez en 36 meses, se anunció el miércoles.

Con los aumentos de precios al consumidor fuera de control, mantenerse dentro de las proyecciones presupuestarias ha sido la excepción y no la regla y los registros por debajo del 7% ocurrieron solo en 14 de los últimos 120 meses.

Sin embargo, estos nuevos logros habían sido anticipados por analistas que habían previsto que sucedería una vez que el efecto de los ajustes tarifarios pudieran impactar en los precios minoristas.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios al consumidor subieron 0,5% en abril, lo que llevó a una inflación interanual del 6,8%, la más baja de Uruguay desde el mismo mes de 2018, lo que cortó una racha de 36 meses por encima de la meta oficial, entre el 3% y el 7%.


Variación mensual del índice de consumo entre abril de 2020-2021. Fuente: INE, Encuesta a establecimientos de venta directa al consumidor

 

La inflación comenzó a desacelerarse recientemente después de registrar un máximo interanual del 11,1% en mayo del año pasado, impulsada por una suba de los precios de los productos hortícolas ante la escasez provocada por un clima adverso.

Desde entonces, y con algunos altibajos, la inflación ha tendido a moderarse en un escenario de estabilidad cambiaria relativa, precios moderados de los alimentos crudos, una demanda débil y un exitoso esfuerzo de trabajo del Banco Central de Uruguay (BCU) para fortalecer la confianza del consumidor.

Los analistas consultados mensualmente por el BCU habían proyectado en abril una inflación anual del 7,1% y una desaceleración a principios de 2022, lo que la sitúa en un 6,8% y, a más largo plazo, los expertos la prevén en un 6% para fines de 2023.

Los precios de los alimentos se han desacelerado recientemente, en comparación con los meses anteriores, cuando representaron la mayor parte de la inflación del país. En febrero de 2021 se había registrado una suba del 10,2% respecto al mismo mes del año anterior, mientras que en abril era del 4,6% interanual, uno de los rubros que sufrió los incrementos más moderados detrás de las comunicaciones (2,5%).

Las frutas bajaron un 5,6% el mes pasado, lo que ralentizó los precios de los alimentos no elaborados en su conjunto, que habían registrado un 6,5% interanual en marzo y cayeron al 1,1% en abril.

Categorías: Economía, Uruguay.