MercoPress, in English

Jueves, 13 de mayo de 2021 - 17:55 UTC

 

 

Las escuelas abrirán normalmente en la Ciudad de Buenos Aires tras fallo judicial

Lunes, 19 de abril de 2021 - 09:13 UTC
Larreta desplegará “todo el equipo de Gobierno de la Ciudad en la puerta de cada una de las escuelas”. Larreta desplegará “todo el equipo de Gobierno de la Ciudad en la puerta de cada una de las escuelas”.

El alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, apareció alrededor de las 22.30 horas del domingo en la televisión para anunciar que la Ciudad Autónoma no se adherirá al decreto del presidente Alberto Fernández de la semana pasada que prohíbe la escolarización presencial y que las clases se realizarán como de costumbre el lunes.

Larreta fundó su decisión en un fallo de la tarde del domingo de la Cámara de Apelaciones en materia Administrativa, Tributaria y del Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires, integrado por los jueces Marcelo López Alfonsín, Laura Alejandra Perugini y Nieves Machiavelli, que subrayó la autonomía de la Ciudad en materias como educación.

Fernández, profesor universitario de derecho, dijo en referencia a la decisión de los jueces que “lo que hicieron es un caos legal”, porque el tribunal que tomó esa decisión carecía de competencia para hacerlo. “Están tomando medidas que son resorte de la Justicia Federal”, enfatizó.

El presidente Fernández emitió la semana pasada un decreto de emergencia que contiene un conjunto de medidas para frenar la propagación del coronavirus. Ese decreto incluyó la suspensión de clases presenciales hasta el 30 de abril en toda el Área Matropolitana de Buenos Aires (AMBA), que incluye pero no se limita a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Por lo tanto, ni la sentencia judicial ni la decisión de Rodríguez Larreta tienen impacto en aquellos municipios de la periferia de Buenos Aires que caen bajo la órbita del gobernador de la provincia, Axel Kiciloff (de la misma filiación política que Fernández) y sus alcaldes locales, la mayoría de los cuales también adhieren a la coalición gobernante de la administración nacional.

Kicillof advirtió que se impondrían sanciones a las escuelas que desafíen las órdenes del presidente y, como para lanzar un salvavidas a todos los kirchneristas involucrados, el líder del Sindicato de Maestros, Roberto Baradell, anunció una huelga para el lunes para garantizar que el decreto presidencial parezca vigente.

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, insistió en que las clases en las escuelas donde se respetan todos los protocolos no son el problema, sino la circulación de niños y padres.

Por su parte, la Ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, admitió, que en vista de la hora en que se hicieron los anuncios, era bastante improbable que las clases se desarrollaran normalmente el lunes, ya que las escuelas casi no tenían tiempo para hacer los arreglos necesarios. Pero anticipó que todo volvería a encarrilarse el martes.

Otras restricciones, como el toque de queda de las 8 p.m. a las 6 a.m. y el cierre de todos los comercios a las 7 p.m., se mantienen tanto dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) como del AMBA.

Larreta precisó que toda la educación obligatoria (jardín de infancia, primaria y secundaria) funcionaría presencialmente mientras que “la educación no obligatoria funcionaría virtualmente”.

El alcalde de CABA también señaló que “compartiendo la preocupación del Presidente por posibles aglomeraciones, seguiremos fortaleciendo el proceso de entrada y salida de niños y niñas” y prometió poner “a todo el equipo de Gobierno de la Ciudad en la puerta de cada uno de los colegios: agentes de tránsito y de sensibilización, también para reconfirmar los horarios de admisión”.

Larreta también se comprometió a fortalecer los despliegues de control en los centros de transporte de la ciudad. “Siempre tomamos decisiones en base a datos y trabajamos arduamente para anticiparnos a cada etapa del virus. Por lo tanto, si la situación de salud empeora, tenemos una propuesta para cada escenario epidemiológico”, insistió.

Rodríguez Larreta, de la coalición opositora Juntos por el Cambio (JxC), pidió a los ciudadanos de BA “evitar encuentros sociales en lugares cerrados” y ”cumplir con cada uno de los protocolos (escolares)“, además de que la gente ”deje el transporte público para los niños en el horario de entrada a la escuela para que no se junten muchas personas”.

El decreto presidencial había impuesto específicamente restricciones escolares para AMBA e invitado a todos los gobernadores provinciales a hacer lo mismo, pero 13 de ellos ya se pronunciaron por la negativa.