MercoPress, in English

Sábado, 10 de abril de 2021 - 12:05 UTC

 

 

Lacalle se vacuna – insiste en mayor flexibilidad por parte del Mercosur

Martes, 30 de marzo de 2021 - 09:59 UTC
“Que el Mercosur sea más flexible”, insistió Lacalle tras vacunarse. (Foto @LuisLacallePou Twitter) “Que el Mercosur sea más flexible”, insistió Lacalle tras vacunarse. (Foto @LuisLacallePou Twitter)

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, se mantuvo fiel el lunes a las palabras que dijo durante la cumbre virtual del Mercosur del viernes, y que provocaron una polémica con su homólogo argentino, Alberto Fernández.

“Tenemos vocación por la integración regional del Mercosur. Tenemos una vocación para que el Mercosur sea un trampolín y no un corsé o una carga”, insistió Lacalle en diálogo con periodistas luego de recibir la primera dosis de la vacuna Coronavac anti-covid-19.

“No hay uno contra el otro, al contrario, es el bien de todos. Si alguien cree que no es por su bien, que suelte un poco la cuerda, que el Mercosur se flexibilice”, dijo Lacalle.

Durante el pasado fin de semana, Fernández había dicho en una entrevista televisiva que Lacalle Pou tuvo “un discurso poco educado durante la videoconferencia”.

Fernández señaló que pensaba que Lacalle había perdido los estribos: “Me parece muy cruel que dijera que estar en el Mercosur era un lastre”.

En cualquier caso, Lacalle está decidido a presionar por una mayor flexibilidad por parte del Mercosur, que, de no ser otorgada, el mundo “pasará por encima” al bloque regional.

Fuentes del círculo íntimo de Lacalle, citadas en un artículo del diario Clarín de Buenos Aires, informaron que se escuchó al mandatario uruguayo decir que “el resto es parte de la parafernalia política que no me concierne porque no me interesa”, tras instruir a sus ayudantes en el sentido de mantener el actual curso de acción.

El Mercosur no ha estado en tal crisis desde el caso de las plantas de celulosa que involucró a los entonces presidentes Néstor Kirchner de Argentina y Tabaré Vázquez de Uruguay.

Fernández señaló que en esencia lo que pidió el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro durante la reunión del viernes, era lo mismo que buscaba Lacalle, pero el líder brasileño había sido “muy cuidadoso con sus palabras”.

“Miren cómo avanzó el mundo en acuerdos de todos los lados y nosotros seguimos sin avanzar”, dijo Lacalle Pou a sus allegados. “Seguimos pagando aranceles y competimos contra Australia, Nueva Zelanda con nuestros productos, que son iguales a los de ellos, pero la diferencia es que ellos no pagan aranceles y nosotros sí”. Sus asesores más cercanos coincidieron en que el futuro del Mercosur no debería ser un tema uruguayo sino de todos.

Fuentes extraoficiales en Brasilia admitieron que las intenciones de Lacalle no eran un secreto, ya que su administración y la de Bolsonaro habían intercambiado puntos de vista al respecto, para permitir que los miembros del Mercosur eviten la regla que prohíbe las negociaciones de comercio exterior indiduales con cualquier tercer bloque o país.

Se ha convocado una reunión de cancilleres del Mercosur para el 22 de abril a solicitud de Buenos Aires con el objeto de analizar cómo continuarán las relaciones tras el incidente entre los dos mandatarios.

En tanto, el expresidente uruguayo José “Pepe” Mujica abordó el tema del entrecruce verbal: “Hay que tener cuidado con las calenturas”, dijo al pedir que prevalezca la racionalidad en lugar de “echar nafta al fuego“ porque “las cosas en juego son demasiado importantes”.

Mujica también recordó que su país, ”sin ruidos, sin discursos fuertes y negociando pacientemente“, firmó un Tratado de Libre Comercio con México en julio de 2004, que ”se salió un poco de las doctrinas” impuestas por el bloque regional.