MercoPress, in English

Jueves, 24 de junio de 2021 - 20:52 UTC

 

 

Venezuela critica a CARICOM por su apoyo a Guyana en el secuestro de dos pesqueros artesanales

Viernes, 29 de enero de 2021 - 09:33 UTC
Venezuela lamentó que CARICOM, respaldara la versión de Guyana sobre el incidente ocurrido el 21 de enero Venezuela lamentó que CARICOM, respaldara la versión de Guyana sobre el incidente ocurrido el 21 de enero

Venezuela rechazó las acusaciones “infundadas” de la Comunidad del Caribe (CARICOM) a favor de Guyana, ignorando los argumentos del gobierno venezolano sobre la detención de dos barcos pesqueros en aguas bajo su jurisdicción.

Mientras tanto, el gobierno de Georgetown sostiene que la armada venezolana supuestamente incursionó e interceptó ilegalmente los barcos en sus aguas territoriales. El incidente fronterizo es el más reciente registrado en aguas de un territorio en disputa.

La cancillería venezolana indicó en un comunicado lanzado el jueves que las “acusaciones infundadas” de CARICOM hacen “eco de la campaña de manipulación de los hechos dirigida por la República Cooperativa de Guyana, con relación a la operación de custodia” que ejerció la Armada en “aguas jurisdiccionales de Venezuela”.

En el escrito, Venezuela lamentó que CARICOM, en una declaración divulgada en la víspera, respaldara la versión de Guyana sobre el incidente ocurrido el 21 de enero y alertó que su postura “no sólo contribuye con un ominoso clima de hostilidad, sino que además respalda los intereses de las transnacionales estadounidenses que pretenden hacerse del dominio de un territorio sin delimitar, a partir de un indeseable conflicto en la región”. No dio más detalles ni presentó ninguna prueba.

La administración del presidente Nicolás Maduro considera que las embarcaciones, identificados como “Nady Nayera” y “Sea Walf”, ejercían labores de “pesca ilegal en aguas de plena soberanía y jurisdicción de Venezuela“, mientras que Guyana denunció que una embarcación militar venezolana, que se encontraba el 21 de enero “ilegalmente” en la zona económica exclusiva de Guyana, “interceptó, abordó y se apoderó” de las embarcaciones pesqueras.

La Comunidad Caribeña también instó a Venezuela a “desistir de actos agresivos que socavan gravemente la paz y la seguridad no solo de Guyana y Venezuela, sino de toda la región del Caribe”. Al respecto, Venezuela recordó su “vocación pacífica”, resaltado que ”ha mostrado de forma amplia su solidaridad con todos los países de la región, promoviendo siempre relaciones de buena vecindad”.

Venezuela, en los gobiernos socialistas del ahora fallecido presidente Hugo Chávez y Maduro, su sucesor, ha hecho grandes esfuerzos durante más de dos décadas para ampliar su influencia en la región mediante el pacto de Petrocaribe, que por años permitió a más de una docena de naciones caribeñas la compra de petróleo bajo términos preferenciales, que incluyó el financiamiento venezolano de hasta 50% de sus facturas petroleras por 25 años.

Venezuela y Guyana tienen una disputa limítrofe por el denominado Esequibo, un territorio de unos 159.500 kilómetros cuadrados que los venezolanos reclaman como suyo desde 1897. La región es rica en oro, bauxita, diamantes, maderas y petróleo. El arbitraje de un tribunal internacional en 1899 trazó la frontera entre los dos países, favoreciendo principalmente a Guyana, entonces una colonia británica.

En 1966, Venezuela y Reino Unido —- en coincidencia con la independencia de ese vecino país— convinieron en buscar una solución práctica y pacífica a la disputa territorial bajo el auspicio de las Naciones Unidas.