MercoPress, in English

Sábado, 22 de enero de 2022 - 12:40 UTC

 

 

Malestar en Galicia con el capítulo pesca del acuerdo post-Brexit; promete postura “beligerante”

Sábado, 26 de diciembre de 2020 - 09:41 UTC
Ante esta situación y la pérdida de 190 millones de Euros, la Xunta de Galicia anticipa una postura firme y beligerante en la recuperación de los derechos Ante esta situación y la pérdida de 190 millones de Euros, la Xunta de Galicia anticipa una postura firme y beligerante en la recuperación de los derechos

Malestar en la Xunta de Galicia con el acuerdo pos-Brexit alcanzado a último momento por la Unión Europea con el Reino Unido especialmente el referido al capítulo de pesca y pesquerías, el cual alega en carta abierta los medios gallegos que implicará una pérdida de 190 millones de Euros y una retracción compleja de la actividad en la región.

Ante esta situación la Xunta de Galicia anticipa una postura firme y beligerante en la recuperación de los derechos de operación y actividad.

La Xunta admite no tener información oficial de Madrid al respecto, ni de la letra chica del acuerdo, y por tanto deberá aguardar conocer la totalidad de lo redactado en unas 1,200 páginas del acuerdo antes de implementar medidas. Pero igualmente se queja que la industria de pesca, al igual que en 1986, cuando España ingresó a la Comunidad, fue una de las fichas de la negociación mayor con resultados negativos para la región..

En este caso, según lo divulgado, Bruselas cederá a los británicos el 25% de las cuotas de sus aguas territoriales durante cinco años y medio. Solo en primera venta, el impacto para el sector en Galicia rondará los 190 millones Euros. Este cálculo tiene como base los precios de primera venta de 2019 en Galicia y el reparto de cuotas para 2021 que Bruselas adoptó este mes en forma de prórroga para aquellos stocks afectados por la desconexión de Reino Unido.

Serían otros 33 millones anuales, que se corresponden a las toneladas de posibilidades de pesca que España dejará de recibir de las especies de mayor interés para Galicia, como son merluza, rape, rapante, cigala, raya, bacaladilla, caballa y jurel. Solo en el caso de la merluza, el pescado que mayor facturación deja en las lonjas de la comunidad, España perdería casi 6.000 toneladas.

Sin embargo, las cifras se amplían con otros stocks que también serían cercenados con la propuesta de Barnier y su equipo, como son maruca, besugo, sable negro, granadero, brosmio, mielga o abadejo, especies para los que España cuenta con una cuota más escasa por el reparto del –mal llamado– principio de estabilidad relativa.

Los acuerdos que constituyeron la avanzadilla de la Política Pesquera Común, a principios de los 80, son buena muestra de las distintas ligas que hay en Europa en materia de pesca (en aguas comunitarias). El reconocimiento de los llamados derechos históricos erigió a Francia, Bélgica, Países Bajos, Dinamarca, Alemania (RFA) y Reino Unido como los equipos de la primera división, respaldados por un criterio de reparto que tenía como referencia las capturas de los seis años anteriores.

Categorías: Pesca, Política, Internacional.