MercoPress, in English

Jueves, 20 de enero de 2022 - 20:45 UTC

 

 

Presidente argentino prepara visita a China en marzo; Solá viaja a Shanghái a feria comercial mes próximo

Jueves, 15 de octubre de 2020 - 09:51 UTC
La fecha estimada para el viaje de Estado a China, que comenzará en Beijing y ya tiene escala programada en Shanghái, centro de negocios del país, es marzo La fecha estimada para el viaje de Estado a China, que comenzará en Beijing y ya tiene escala programada en Shanghái, centro de negocios del país, es marzo

El presidente argentino Alberto Fernández comenzó a definir la agenda final de su viaje a China. La invitación al socio estratégico de Argentina está pendiente desde el momento mismo de la asunción presidencial, el 10 de diciembre de 2019, cuando el presidente chino Xi Jinping envió su saludo al nuevo mandatario.

La fecha estimada para el viaje de Estado a China, que comenzará en Beijing y ya tiene escala programada en Shanghái, centro de negocios de ese país, es marzo; momento en que se estima que las restricciones a los movimientos internacionales producto del Covid-19 serán menos complicadas para un viaje de esa dimensión.

La invitación a Alberto Fernández fue renovada por Xi Jinping la semana pasada durante la conversación que ambos mantuvieron por 40 minutos. En el intercambio el mandatario argentino agradeció el apoyo chino en insumos para combatir y la asistencia financiera que supone el swap en yuanes que, entre otros puntos, se activará a partir de ahora para liquidar exportaciones a China en el Banco Central argentino sin arbitrar con el dólar.

En el dialogo entre los presidentes fue central el análisis del proyecto de la Franja y la Ruta, la iniciativa de infraestructura que intenta correr entre China y Europa uniendo en su camino a Oriente Medio, África y América Latina relanzando bajo la romántica denominación que tenía la Ruta de la Seda desde tiempos de Marco Polo, ahora como un proyecto de comercio internacional gigantesco.

Xi Jinping también le garantizó a Alberto Fernández que los países en desarrollo tendrán acceso a la vacuna que China tiene en preparación.

Hubo un repaso y agradecimiento, como se dijo, por el swap para reforzar las arcas del Banco Central, tema que está cerrado con Beijing y no requería retoque presidencial alguno. No hubo mención en la cumbre telefónica, por lo menos por parte del gobierno argentino, a la inversión para la producción y exportación de cerdos desde Argentina a China. Este proyecto resulta de interés para provincias argentinas que quieren avanzar con el desarrollo.

La visita a China, en realidad, está pendiente desde el 9 de diciembre pasado cuando una delegación de China ingresó a las oficinas del aún no asumido Presidente argentino con una carta de Xi Jinping avisándole que desde ese momento lo esperaba en Beijing. Fue la única comitiva que Alberto recibió personalmente ese día.

La fecha probable de ese viaje que la Casa Rosada considera esencial podría estar en marzo de 2021; aunque no se dejó de lado la intención de efectivizar un viaje presidencial este año cuando se reúna a principios de noviembre la CIIE, la mega feria internacional en Shanghái.

La idea original, que el virus obligó a postergar, era que el presidente argentino realizará una visita de Estado primero en Beijing y luego formará parte de las rondas en Shanghái. Fernández, si no puede asistir allí, está confirmado que si lo hará el canciller Felipe Solá, acompañado de Jorge Neme, Secretario de Relaciones Económicas Internacionales.

La participación de los empresarios argentinos está garantizada. Hasta el enorme puesto de carnes, central en la feria del año pasado con el ojo de bife argentino como estrella tendrá esta vez una versión criolla, apuntaron los organizadores argentinos. De todas formas al menos tres frigoríficos confirmaron presencia.