MercoPress, in English

Martes, 11 de agosto de 2020 - 13:03 UTC

 

 

Segundo corredor humanitario para pasajeros del Greg Mortimer saldrá este miércoles

Miércoles, 15 de abril de 2020 - 09:12 UTC
La primera evacuación fue entre el 10 y el 11 de abril para transportar 115 pasajeros australianos y neozelandeses en cuatro autobuses al aeropuerto internacional de Carrasco. La primera evacuación fue entre el 10 y el 11 de abril para transportar 115 pasajeros australianos y neozelandeses en cuatro autobuses al aeropuerto internacional de Carrasco.

El gobierno uruguayo anunció este martes que evacuará a los pasajeros restantes que quedan en el crucero antártico Greg Mortimer a través de un segundo corredor humanitario. Serán unos 15 pasajeros que han permanecido en la nave fondeada frente al puerto de Montevideo, donde hay personas con la enfermedad COVID-19.

“Habrá un segundo corredor humanitario para evacuar al resto de los pasajeros del Greg Mortimer, va a llegar hoy [14 de abril] un avión por la noche y, en principio, va a salir mañana [15 de abril] 5pm un vuelo médico que va a evacuar a estadounidenses, canadienses y europeos que están en el buque”, informó el canciller, Ernesto Talvi, en rueda de prensa.

El vuelo sanitario proveniente de Miami, un 737-800 charteado por la compañia Aurora Expeditions  y con sesi médicos a bordo hara escala en Manaos para reabastecimiento de combustible.

Se esperaba que la segunda evacuación se retrasara debido a las condiciones climáticas de los días anteriores.

Solo quedarán en Uruguay cinco pasajeros del crucero que están internados en hospitales de Montevideo, uno de ellos será dado de alta este 14 de abril, añadió el canciller.

Una pasajera será trasladada directamente desde el Hospital Británico hacia el aeropuerto, ya que su estado de salud le permite viajar, añadió la Cancillería.

Además, un centenar de tripulantes, que han permanecido en el crucero frente a Montevideo por más de 15 días, siguen cumpliendo la cuarentena en el buque para luego dirigirse hacia Las Palmas, España, que era el destino original, agregó el ministro.

Si en la tripulación apareciera un caso de grave de COVID-19, Uruguay lo evacuaría a hospitales de la capital, como se ha hecho hasta el momento con el resto de las personas embarcadas en la nave australiana.