MercoPress, in English

Lunes, 23 de noviembre de 2020 - 22:27 UTC

 

 

Unión Europea cierra sus fronteras por treinta días para restringir acceso de terceros países

Miércoles, 18 de marzo de 2020 - 08:46 UTC
La medida de restringir el acceso a la UE desde terceros países procura limitar la expansión de la enfermedad y facilitar la atención de los pacientes La medida de restringir el acceso a la UE desde terceros países procura limitar la expansión de la enfermedad y facilitar la atención de los pacientes

La Unión Europea (UE) informó el martes que cerrará sus fronteras durante 30 días, con algunas excepciones, para contener la expansión de contagios por coronavirus.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, anunció en conferencia de prensa al término de la reunión en Bruselas que los mandatarios se mostraron a favor de la propuesta planteada ayer por la Comisión Europea (CE) y dijo que la próxima semana volverán a verse por videoconferencia para evaluar la crisis causada por el virus.

La medida de restringir el acceso a la UE desde terceros países procura limitar la expansión de la enfermedad y facilitar la atención de los pacientes por los sistemas de salud, uno de los grandes problemas a los que se enfrentan los gobiernos en esta crisis.

Asimismo, se aplicarían excepciones para permitir la entrada en territorio comunitario de ciudadanos de la UE o residentes de larga duración que regresen a casa, así como para miembros de su familia y del personal diplomático destinado a países miembros del bloque.

También al personal sanitario o científicos que estén trabajando en una cura, y a personas que trabajen en un país vecino y deban cruzar la frontera para ello.

Los líderes de la UE ya se reunieron por videoconferencia hace justo una semana para abordar por primera vez la crisis del coronavirus y se conjuraron entonces para utilizar “todas las herramientas necesarias” para superarla.

A raíz de la reunión telemática de los líderes, la CE comunicó que permitiría movilizar ayudas de Estado para las empresas que lo necesitaran y que crearía un “fondo de respuesta al coronavirus” para contrarrestar el “gran impacto económico potencial” de la crisis sanitaria.

Ese fondo estará dotado con 7.500 millones de euros iniciales para aportar liquidez a las empresas de los veintisiete Estados miembros de la UE, con idea de que pueda movilizar hasta 25.000 millones de euros.