MercoPress, in English

Domingo, 9 de agosto de 2020 - 17:33 UTC

 

 

Piñera conmemoró 30 años de democracia en Chile en ambiente enrarecido y su liderazgo cuestionado

Jueves, 12 de marzo de 2020 - 08:46 UTC
Piñera, quien cumplió dos años en el poder con una imagen positiva del 10%, prometió “poner mucho énfasis en atender las falencias y sombras” Piñera, quien cumplió dos años en el poder con una imagen positiva del 10%, prometió “poner mucho énfasis en atender las falencias y sombras”
Piñera también se refirió a la crisis social y la violencia que vive Chile desde octubre y reconoció que las instituciones ni sus policías estaban “debidamente preparadas” Piñera también se refirió a la crisis social y la violencia que vive Chile desde octubre y reconoció que las instituciones ni sus policías estaban “debidamente preparadas”
Aún no existe un diagnóstico para la que calificó como “una ola de violencia inédita que puso a prueba a todas las instituciones del Estado”. Aún no existe un diagnóstico para la que calificó como “una ola de violencia inédita que puso a prueba a todas las instituciones del Estado”.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, conmemoró con un balance autocrítico por la crisis social que vive el país los 30 años del regreso de la democracia, que puso fin a la sangrienta dictadura pinochetista.

En un acto en el Palacio de La Moneda el miércoles, Piñera remarcó el progreso que ha tenido el país durante las últimas tres décadas en términos institucionales y económicos, como la disminución de la pobreza, el fortalecimiento de las instituciones y el crecimiento de una “pujante” clase media, pero sin desconocer los problemas que han sucedido en ese período y que ahora son evidentes en las demandas sociales.

“Descuidamos a nuestros niños más vulnerables, fuimos ingratos con los adultos mayores, no nos hicimos lo suficientemente cargo de los temores y carencias de nuestra clase media, no avanzamos hacia una plena equidad entre hombres y mujeres, no combatimos con suficiente voluntad los abusos contra algunos y los privilegios de otros, no prestamos atención al debilitamiento de las instituciones, no modernizamos el Estado acorde a las exigencias de estos tiempos”, enumeró el presidente.

Piñera, quien el miércoles también cumplió dos años en el poder de su segundo mandato con una imagen positiva que no llega a 10%, afirmó que en esta segunda mitad de gestión va a “poner mucho énfasis en atender las falencias y sombras” que se acumularon en años anteriores a través del diálogo abierto y acuerdos sólidos.

Piñera también se refirió a la crisis social y la violencia que vive Chile desde el 18 de octubre pasado y reconoció que las instituciones ni sus policías estaban “debidamente preparadas” y que aún hoy no existe un diagnóstico para la que calificó como “una ola de violencia inédita que puso a prueba a todas las instituciones del Estado”.

Remarcó que desde el 18 de octubre ”surgió una poderosa demanda ciudadana por avanzar con mayor intensidad y sentido de urgencia hacia una sociedad más justa, más inclusiva, con mayor equidad y con menos abusos y privilegios”.

Por otra parte, en materia de seguridad ciudadana el presidente subrayó que la modernización de Carabineros es un tema urgente para el gobierno, así como la gestación de un nuevo sistema de inteligencia nacional, entre otros proyectos que se han enviado a hace más de un año al Congreso, razón por la que le exigió mayor celeridad al poder legislativo.

“Hay algunos que dicen que todo es insuficiente, incluso algunos hablan de migajas, yo quiero decir que nunca antes en la historia de Chile se había hecho un programa social tan amplio”, dijo el presidente sobre la agenda social que impulsa desde el Ejecutivo para salir de la crisis y llamar a un plebiscito el próximo 26 de abril para que los chilenos elijan si quieren cambiar la Constitución actual, que data de 1980, cuando gobernada el dictador Augusto Pinochet.

También insistió en la necesidad de condenar la violencia desde todos los sectores, para evitar que siga afectando al empleo y la economía.

Piñera finalizó su discurso citando una frase de Patricio Aylwin, primer presidente luego de los 17 años de dictadura cívico militar de Augusto Pinochet (1973-1990), “necesito vuestra ayuda” y remarcó que “en esta época, este gobierno, este presidente, necesita la ayuda de todos los chilenos”.

Los presidentes de los partidos políticos de la oposición no asistieron al acto, que se realizó en los patios de La Moneda.