MercoPress, in English

Viernes, 7 de octubre de 2022 - 22:27 UTC

 

 

Conferencia Episcopal de Nicaragua pide al presidente Ortega poner fin al asedio de parroquias y agresiones a religiosos

Miércoles, 20 de noviembre de 2019 - 08:56 UTC
La Arquidiócesis de Managua denunció que “grupos violentos afines al gobierno” agredieron el lunes a un sacerdote y una monja en Catedral de Managua. La Arquidiócesis de Managua denunció que “grupos violentos afines al gobierno” agredieron el lunes a un sacerdote y una monja en Catedral de Managua.

La conferencia Episcopal de Nicaragua llamó al Gobierno a poner fin al asedio a sus parroquias y expresó su preocupación por las agresiones físicas sufridas por un sacerdote y una monja en el interior de la Catedral Metropolitana de Managua.

Asimismo, criticó la indiferencia del gobierno del presidente Daniel Ortega con las madres que están en huelga de hambre para pedir por la liberación de sus hijos, detenidos en el marco de unas protestas antigubernamentales que empezaron hace un año y medio y que han dejado cientos de muertos y de detenidos y miles de heridos.

La Arquidiócesis de la capital nicaragüense denunció que “grupos violentos afines al gobierno” agredieron el lunes por la noche al sacerdote Rodolfo López y a sor Arelys Guzmán en la Catedral de Managua.

Los denominados “católicos revolucionarios” ingresaron y tomaron el control de la catedral, donde al menos nueve madres habían iniciado una huelga de hambre por la liberación de sus hijos.

En total, hay 20 mujeres en huelga para reclamar la liberación de sus hijos, 11 en la parroquia San Miguel Arcángel en la ciudad de Masaya y 9 en Managua. “Son personas con derechos, especialmente el derecho por excelencia que es la vida”, destacó la Conferencia Episcopal, para quien este modo de protesta ”es un grito de impotencia, de inseguridad, de tristeza, de indignación, (y) es el resultado de muchos meses de sufrimiento.

“Exhortamos a los responsables de estos asedios para que depongan su postura. Es demasiado el dolor que han sufrido los nicaragüenses. La familias que se encuentran asediadas cargan con un doble sufrimiento: la falta de libertad de sus familiares encarcelados y, ahora, el estado de sitio que atenta contra sus vidas”, abogaron en la declaración.

Categorías: Política, América Latina.