MercoPress, in English

Domingo, 27 de noviembre de 2022 - 04:58 UTC

 

 

Maduro se mofa del informe de Bachelet sobre derechos humanos en Venezuela

Miércoles, 28 de agosto de 2019 - 10:27 UTC
Maduro dijo que cuando Bachelet fue presidenta de Chile “no fue capaz de llevar sanidad gratuita a los humildes”. “Debería agarrar una piedra y darse en los dientes” Maduro dijo que cuando Bachelet fue presidenta de Chile “no fue capaz de llevar sanidad gratuita a los humildes”. “Debería agarrar una piedra y darse en los dientes”

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este martes a la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, de firmar un informe que no leyó y que asegura, fue redactado por Estados Unidos, refiriéndose al documento sobre la situación en Venezuela publicado en julio.

“No le mientas al mundo. Firmaste un documento que ni leíste. Es un informe hecho por especialistas vinculados al Departamento de Estado enemigo de la revolución bolivariana”, afirmó el Mandatario desde el Palacio de Miraflores, refiriéndose al Departamento de Estado norteamericano.

Maduro aseguró que Bachelet mintió en su informe al decir que los derechos sociales se establecen en Venezuela con discriminación. “Dice Michelle Bachelet mintiendo, que la salud, el carné de la patria, el CLAP, la educación se establece con discriminación. Solo se da a los chavistas. ¡Mentira Michelle Bachelet!”, manifestó, añadiendo que Venezuela cuenta con un sistema sanitario “profundamente humano”.

Además, el Mandatario venezolano criticó a Bachelet diciendo que cuando fue Presidenta de Chile “no fue capaz de llevar sanidad gratuita a los humildes”. “Debería agarrar una piedra y darse en los dientes”, añadió.

El informe de Bachelet -elaborado a partir de 558 entrevistas con víctimas y testigos de las “graves vulneraciones” de los Derechos Humanos en Venezuela y otros ocho países, de la visita de Bachelet y de “otras fuentes”- acusa al Gobierno de reducir el espacio democrático e incumplir su obligación de garantizar la comida y atención médica, recomendando medidas concretas para revertir esta “compleja” situación “de inmediato”.

El Gobierno de Maduro rechazó el informe y consideró que ofrece “una visión distorsionada” de la situación en Venezuela”.