MercoPress, in English

Martes, 7 de febrero de 2023 - 08:28 UTC

 

 

Mercados en Argentina cerraron la semana con cierta calma tras el derrumbe generado por las primarias

Sábado, 17 de agosto de 2019 - 10:32 UTC
Tras caer un 21% pese a la intervención del banco central, el peso argentino subió un 4,36% el viernes, en tanto riesgo país bajaba 80 unidades a 1.659 puntos básicos. Tras caer un 21% pese a la intervención del banco central, el peso argentino subió un 4,36% el viernes, en tanto riesgo país bajaba 80 unidades a 1.659 puntos básicos.

El peso argentino cotizaba en alza y el riesgo país bajaba luego del derrumbe que tuvieron los mercados financieros argentinos a comienzos de esta semana por la aplastante derrota que sufrió el oficialismo en elecciones primarias el domingo.

La recuperación comenzó el jueves, luego de que un diálogo entre el presidente neoliberal Mauricio Macri y el líder opositor de centroizquierda Alberto Fernández apaciguara un poco a los mercados, que temen problemas de gobernabilidad hasta diciembre, cuando comienza el nuevo mandato presidencial.

Para lidiar con la crisis y retomar la iniciativa política, Macri anunció esta semana una serie de medidas para aliviar la difícil situación de gran parte de los argentinos, que ya empiezan a sentir el impacto inflacionario de la fuerte depreciación del peso.

El Gobierno anunció bajas de impuestos que gravan los alimentos y a la clase media, además de un congelamiento en los precios de los combustibles y un aumento de los subsidios a la pobreza.

Pero las medidas podrían golpear las arcas del Estado, cuyo déficit ha intentado revertir denodadamente Macri desde que asumió en 2015.

“Las medidas anunciadas por el Gobierno actúan sobre los efectos y no sobre las causas de la crisis económica que han generado. Con estas medidas solo desfinancian a las provincias”, dijo Fernández en su cuenta de Twitter.

Tras caer un 21% esta semana pese a la intervención del banco central, el peso argentino subió un 4,36% el viernes, mientras que el riesgo país bajaba 80 unidades a 1.659 puntos básicos.

La bolsa de Buenos Aires cayó un 2,05% luego de que la calificadora Fitch Ratings bajara la calificación de Argentina a “CCC” desde “B”.

La avasallante victoria de la oposición de centroizquierda en las elecciones internas dejó a Macri, el candidato favorito de los mercados, con pocas chances de ser reelecto y desencadenó un derrumbe de la confianza de los inversores y de la moneda local.

El Frente de Todos, del opositor Fernández, consiguió el domingo el 47,7% de los votos, contra el 32,1% de Juntos por el Cambio, la coalición de Macri.

Si bien las primarias fueron una formalidad porque los candidatos ya habían sido consensuados internamente por los partidos, funcionaron como un preciso sondeo de lo que podría suceder en las elecciones presidenciales de octubre.

Con ese porcentaje de votos, Fernández sería automáticamente consagrado presidente.

Y la eventual transición se torna aún más difícil, según los expertos, porque Fernández no ha sido electo aún y deberá enfrentarse con Macri en los comicios de octubre, lo que dificulta las negociaciones entre ambos.