MercoPress, in English

Viernes, 19 de julio de 2019 - 03:31 UTC

 

 

Argentina: Tribunal condena a ex funcionario kirchnerista por corrupción

Jueves, 13 de junio de 2019 - 12:43 UTC
 López fue filmado hace tres años por cámaras de seguridad mientras intentaba ocultar nueve millones de dólares en un convento. López fue filmado hace tres años por cámaras de seguridad mientras intentaba ocultar nueve millones de dólares en un convento.

Un tribunal federal argentino condenó este miércoles al ex secretario nacional de obras públicas José López a seis años de prisión por el delito de enriquecimiento ilícito.

López, quien fuera brazo derecho del ministro Julio De Vido durante los gobiernos del matrimonio de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner (2003-2015) fue filmado hace tres años por cámaras de seguridad mientras intentaba ocultar nueve millones de dólares en un convento en las afueras de Buenos Aires. Este hecho marcó el inicio de decenas de causas por corrupción.

López, de 58 años, fue sorprendido arrojando 160 maletas y bolsas de lona sobre una pared del convento. La monja Celia Inés Aparicio, de 80 años, acusada de complicidad en el caso, fue absuelta en la misma sentencia, mientras que María Díaz, esposa de López, recibió una sentencia suspendida de dos años por su participación en el delito.

López se encuentra recluido en prisión preventiva en la penitenciaría de Ezeiza, en las cercanías del principal aeropuerto internacional de Buenos Aires.

Cristina Kirchner, actual senadora que se postula para la vicepresidencia en las elecciones de octubre, está actualmente en juicio por presunta corrupción durante sus dos mandatos como presidenta de Argentina entre 2007 y 2015.

Según analistas políticos argentinos, la captura in fraganti de López fue un golpe muy duro para el kirchnerismo, ya que el funcionario Como secretario de Obras Públicas, el funcionario manejó fondos por unos 11.000 millones de dólares.

López siempre sostuvo que el dinero del convento no era suyo, sino “de la política” y que lo llevó a ese lugar porque se lo ordenaron.

Además de los años de cárcel, López deberá entregar a dos hospitales infantiles públicos los fondos incautados y someter al Estado una casa valuada en 500.000 dólares que el condenado ocultó tras testaferros.

En el proceso, la religiosa manifestó que “me declaro inocente y confío en que Dios hará justicia”. Los magistrados entendieron que Aparicio no encubrió a López porque nunca supo qué ocultaban las bolsas que recibió de madrugada.

De Vido fue electo diputado pero está en prisión tras haber sido despojado de sus fueros por la cámara baja, a diferencia de Cristina, quien con siete juicios en su contra permanece libre y en ejercicio de su banca en el Senado con motivo de su inmunidad parlamentaria.

Se estima que un eventual testimonio de López podría complicarvla situación judicial de la ex presidenta.

 

Categorías: Política, Argentina.