MercoPress, in English

Lunes, 6 de febrero de 2023 - 04:02 UTC

 

 

Presidente peruano gana voto de confianza en el Congreso para combatir la corrupción

Jueves, 6 de junio de 2019 - 10:00 UTC
El Ejecutivo invocó un mecanismo constitucional con el que hubiese podido cerrar el Congreso si negaban la confianza, en un desafío directo a la Cámara El Ejecutivo invocó un mecanismo constitucional con el que hubiese podido cerrar el Congreso si negaban la confianza, en un desafío directo a la Cámara
“Votaron 77 congresistas a favor, 44 en contra y tres abstenciones, por lo tanto ha sido aprobada la moción de confianza”, dijo Daniel Salaverry “Votaron 77 congresistas a favor, 44 en contra y tres abstenciones, por lo tanto ha sido aprobada la moción de confianza”, dijo Daniel Salaverry

El Congreso peruano, controlado por la oposición, votó este miércoles a favor de la moción de confianza que presentó el Poder Ejecutivo, una importante victoria política para el Presidente Martín Vizcarra, que obtuvo el apoyo para sus reformas anticorrupción.

“Votaron 77 congresistas a favor, 44 en contra y tres abstenciones, por lo tanto ha sido aprobada la moción de confianza”, dijo el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, al dar cuenta del resultado. Entre los que apoyaron la solicitud se encuentran congresistas del fujimorista Frente Popular, que lidera el Parlamento.

La discusión sobre la petición del Gobierno comenzó el martes, con la intervención del primer ministro, Salvador del Solar, quien pidió al Legislativo un voto de confianza sobre seis reformas constitucionales, a fin de combatir la corrupción que ha sacudido el país y ha llevado en los últimos años a la detención de dos ex presidentes.

De esta forma, el Ejecutivo invocó un mecanismo constitucional con el que hubiese podido cerrar el Congreso si negaban la confianza, en un desafío directo a la Cámara, a la que acusa de boicotear sus iniciativas de reforma política. Del Solar sostuvo que las normas propuestas por Vizcarra buscan acabar con una costumbre enquistada en la política local que consiste en que constructoras poderosas financien campañas “con el objetivo de garantizar contratos que terminan en miles de millones en obras paralizadas”.

Fue una alusión directa a la constructora brasileña Odebrecht, que en 2016 admitió haber pagado sobornos millonarios para obtener contratos en obras de infraestructura en Latinoamérica. Las investigaciones anticorrupción en Perú incluyen a todos los ex presidentes que han gobernado desde 2001 hasta 2018. Todos están bajo sospecha de tener vínculos corruptos con Odebrecht.

Las iniciativas legislativas que Vizcarra quiere aprobar son: una que busca que la inmunidad parlamentaria pueda ser retirada por la Corte Suprema, otra para que las personas condenadas no puedan ser candidatos y una tercera en la cual cualquier peruano pueda participar en la elección de candidatos en primarias internas partidarias.

Las otras iniciativas pretenden que se elimine el voto preferencial para que se garantice la paridad y la alternancia de género en las listas de candidatos y finalmente que se prohíba el uso de dinero sucio en las campañas electorales. Vizcarra llegó al poder en 2018 tras la renuncia del entonces Presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien está procesado por sus vínculos con Odebrecht, y finalizará en 2021.

Categorías: Política, América Latina.